FORMACIÓN

El portal de Oerlikon imparte por Internet cursos para soldadores

La empresa de El Burgo de Ebro da, en tres meses, formación teórica básica por 50 euros - El curso especializado en soldadura Tungsten Inert Gas (TIG) por 200

En España hay más de 125.000 soldadores, casi el 15% de las personas que trabajan en el sector del metal. Pero se necesitan más. "La demanda de soldadores supera a la oferta. En dos o tres meses, una persona puede formarse como soldador de cerrajería, pero no todos los que sueldan, aunque lo hagan bien, saben lo que están soldando. A través de Internet, ofrecemos cursos que aportan la formación teórica", dice Ignacio Barbero, controller de Oerlikon, una empresa que fabrica y comercializa productos relacionados con la soldadura.

En Internet, ofrecen dos cursos: "Uno básico y otro especializado en soldadura Tungsten Inert Gas (TIG). El primero cuesta 50 euros y el segundo 200. Cada uno está compuesto por distintos módulos. Para pasar de un módulo a otro es necesario aprobar un examen. Tras realizar el final, entregamos un diploma que acredita que se ha realizado el curso con éxito".

Más información
OERLIKON:

Se unen metales desde la edad del bronce, hace más de 4.700 años. Unos 2.000 años más tarde, se comenzaron a unir los metales a través del calor. A partir del siglo XIX, la electricidad, la química, la mecánica y la metalurgia impulsaron los sistemas de soldadura hasta la relevancia que tienen hoy. "Desde hace más de 150 años se intenta conseguir un 'pegamento' que una metales, pero no se ha logrado. La soldadura los une porque se emplea el mismo material. La soldadura con láser abre un nuevo campo como elemento de corte y unión tanto en joyería como en acero. Pero la tradicional sigue siendo las más generalizada", según Barbero.

Soldadora robotizada

En la fábrica de El Burgo de Ebro (Zaragoza), Oerlikon, filial española de la francesa Air Liquide, emplea a 146 personas y su facturación en 2003 ascendió a 36 millones de euros. Fabrica un millón de electrodos al día y distribuye más de 3.500 productos, desde una máquina de soldadura robotizada, cuyo precio supera el millón de euros, hasta una caja de electrodos, de un euro.

Oerlikon abrió el portal en 2002. "Nuestro objetivo era crear una herramienta en castellano para la comunidad de soldadores. Salvo los cursos, el acceso es libre. Incluso se pueden enviar consultas a ingenieros. Para atender el servicio contamos con seis técnicos", dice Javier Lacorz, responsable de la web. "En 2003, planteamos abrir un centro de formación en red. Nos lo pedía la gente. Lo acabamos de abrir y, de momento, los cursos se imparten en castellano, pero pronto lo haremos también en portugués".

En Zaragoza, Oerlikon dispone de un centro de formación presencial donde cada año se imparten clases a más de 400 personas. "Son cursos especializados. Por ejemplo, de soldadura y corte o de soldadura para equipos de mantenimiento". Uno de los más demandados es el de excarcelación para bomberos. Barbero explica que cada vez se nota más la integración de la mujer en la profesión. "Su constancia y capacidad de atención les confiere una especial habilidad para los miniprocesos en los que se realizan soldaduras de precisión y de pequeños espesores".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS