Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caballos renuncia a ocupar cualquier puesto en la nueva Ejecutiva regional del PSOE

El portavoz parlamentario espera que su decisión sirva para lograr "un gran consenso"

El portavoz socialista en el Parlamento andaluz y hombre fuerte del PSOE sevillano, José Caballos, se autodescartó ayer para ocupar "cualquier puesto en la ejecutiva regional" que surja del 10º Congreso del PSOE de Andalucía que se celebra a partir del próximo jueves en Granada. La decisión de José Caballos tiene el objetivo de que nadie pueda "confundir" las demandas del PSOE de Sevilla para acceder al "núcleo de dirección" del socialismo andaluz con un "mero interés personal", según sus propias palabras. La decisión de Caballos intenta rebajar la tensión con la que se presentaba el congreso.

José Caballos aseguró ayer que ha formulado "propuestas para que el PSOE de Sevilla engarce adecuadamente en el núcleo de la dirección del socialismo andaluz que, a pesar de nuestros esfuerzos, parecen haber derivado en un falso debate". A juicio de Caballos su reclamaciones a la dirección del PSOE andaluz no ha sido bien entendidas: "O no nos explicamos bien, o no se nos ha entendido bien, o ambas cosas a la vez", afirmó ayer.

En este sentido, el dirigente socialista quiso dejar claro que estas propuestas para incorporar al PSOE sevillano al "puente de mando" del PSOE de Andalucía "no se han formulado para cuestionar el proyecto, el liderazgo o la línea del PSOE de Andalucía, porque nadie en la agrupación de Sevilla las ha cuestionado antes ni las cuestiona ahora".

"Hemos planteado una cuestión política, a nuestro juicio, razonable porque para eso están los congresos", añadió ayer Caballos, que anunció a continuación que, "para que nadie la quiera confundir con un mero interés personal, me descarto para cualquier puesto en la Ejecutiva Regional elegido por el Congreso".

Tras recordar que el sábado ya dijo que la posición de los socialistas sevillanos iban a hacer todo lo posible para que "el de Granada sea un gran congreso", el líder del PSOE sevillano mostró su confianza en que "esta decisión contribuya a ello". "Quedo como siempre a disposición de mi partido, al que seguiré aportando lo que se me pida", agregó.

Por último, Caballos expresó su deseo de que su decisión "sirva también para despejar el panorama, deshacer malentendidos y que el debate, al fin, se sitúe en sus justos términos" después de que la dirección regional diera por cerrada la negociación en relación con las demandas del PSOE sevillano antes del congreso regional.

El pulso de los socialistas sevillanos se inició la pasada semana, una vez concluyó el Congreso Federal, en el que fue reelegido José Luis Rodríguez Zapatero. Fue entonces cuando el secretario provincial, Luis Navarrete manifestó que Sevilla no se sientía representada en los máximos órganos de decisión del partido nacidos de ese 36º Congreso Federal. Las manifestaciones de Navarrete fueron apostilladas por Caballos con la advertencia a Manuel Chaves de que desde el PSOE de Sevilla no se saludaba con simpatía la posición en la que habían quedado sus cuadros y reclamaba un mayor peso específico en la ejecutiva regional.

El pulso de Caballos había elevado la tensión de un congreso que los socialistas andaluces, avalados por las recientes victorias electorales, presumían como una balsa de aceite. La renuncia expresa de Caballos devuelve las aguas a su cauce, aunque algunas fuentes socialistas presagiaban ayer que el congreso de Granada puede tener aún algún sobresalto.La Ejecutiva regional de la que José Caballos se ha autodescartado como miembro elegible (es miembro nato como portavoz del grupo parlamentario) se adaptará a la estructura de la nueva Ejecutiva federal, según indicaron ayer fuentes de la dirección socialista. Esta pretensión de partida que baraja el secretario general del PSOE andaluz, Manuel Chaves, le llevaría tanto a suprimir la vicesecretaría general, cargo inexistente a nivel federal desde el XXXIV Congreso, como a reducir el número de secretarías de área, ya que la nueva Ejecutiva federal que dirige José Luis Rodríguez Zapatero cuenta con 11 por las 14 existentes en la actualidad dentro de la comisión ejecutiva regional.

En primer lugar, la eliminación de la Vicesecretaría General, que permanece vacante en el PSOE andaluz desde que María del Mar Moreno accedió a la Presidencia del Parlamento a finales de marzo, también exigiría definir el papel de portavoz de la Ejecutiva, que ha asumido en la práctica el secretario de Organización, Luis Pizarro. En Ferraz esta función ha quedado en manos de la Secretaría de Organización y Coordinación que dirige José Blanco.

Por otra parte, varias secretarías de área, como las de Administración o de Consumidores y Usuarios, han desaparecido en la estructura federal, mientras que la división actual entre Medio Ambiente y Política de Aguas dentro de la Ejecutiva Regional pierde su razón de ser al no existir a nivel federal y haberse agrupado ambas competencias tanto en el Ministerio como en la Consejería de Medio Ambiente.

En cualquier caso, según las fuentes consultadas por Europa Press, Chaves no tiene previsto establecer una composición "mimética" de la Ejecutiva Federal para la dirección regional, como tampoco hizo hace tres años, aunque sin duda tomará el modelo definido por José Luis Rodríguez Zapatero como "referencia" a la hora de configurar su nueva Ejecutiva. Igualmente, la reducción de las secretarías de área dentro de la Ejecutiva Regional podría ir aparejada de un incremento de las vocalías, como ha ocurrido en la Ejecutiva Federal, donde Rodríguez Zapatero ha pasado de contar con apenas una docena de vocales a alcanzar los 18.

Por otra parte, ayer se reunió la Ejecutiva provincial del PSOE de Huelva para discutir su posición en el próximo Congreso regional, que se celebrará en Granada a partir del próximo jueves. La delegación onubense, encabezada por Javier Barrero, contará con 38 delegados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de julio de 2004