Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño de 4 años muere ahogado en una piscina pública de Sabadell

I. Z. E., un niño de cuatro años de Barcelona, falleció ayer ahogado en las piscinas públicas Bassa de Sant Oleguer de Sabadell. I. Z. E. formaba parte del esplai de la escuela Parc del Guinardó de Barcelona y se había desplazado a las piscinas junto con sus compañeros, ya que esta salida formaba parte de las actividades veraniegas programadas por el centro escolar. La Asociación de Madres y Padres de la escuela Parc del Guinardó había encargado al Grup Màgic la organización de las actividades de las colonias de verano de sus hijos. Ayer se desconocían las causas exactas de la muerte del niño. Una primera hipótesis señalaba que el menor pudo haber sufrido un corte de digestión, ya que el suceso se produjo a las 15.30 horas, poco después de haber comido. Los socorristas de la Cruz Roja -la instalación dispone de ocho de estos especialistas y una enfermera- intentaron en vano durante 40 minutos reanimar al niño.

El juez ordenó el desalojo de las 1.800 personas que en aquellos momentos estaban en el gran complejo lúdico-deportivo para que los equipos sanitarios de asistencia pudieran realizar su función.

La Bassa de Sant Oleguer es un gran parque acuático municipal con grandes piscinas -la mayor tiene 100 metros de diámetro y una profundidad máxima de 1,80 metros-, toboganes gigantes, zona de material inflable y de natación contracorriente. Los días laborables acuden al lugar unas 2.500 personas, y los festivos, más de 4.000. La vigilancia del complejo acuático la contrató el Ayuntamiento de Sabadell con la Cruz Roja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de julio de 2004