Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tele 5 y TVE pujan por Karlos Arguiñano

La productora del cocinero rompe el acuerdo suscrito hace dos meses con la cadena privada

Hace dos meses, Tele 5 alcanzó un compromiso con Beinat TV, la productora de Karlos Arguiñano, para incorporar las recetas del cocinero vasco a su oferta matinal de las tres próximas temporadas. Al tiempo, negociaba con TVE la renovación del programa que actualmente emite La Primera. Ahora, la compañía del chef considera que el contrato con la cadena privada no era más que un "acuerdo de mínimos", que no está conforme con su posterior desarrollo y que, por tanto, rescinde el pacto. Beinat tiene ya pendiente de firma la propuesta de Televisión Española.

El pasado 29 de abril, Manuel Villanueva, director de Contenidos de Tele 5, e Iñaki Burutxaga, director general de Beinat TV, firmaron un contrato que contempla la compra del programa de cocina de Arguiñano y los espacios de bricolaje, jardinería y pelota vasca producidos por la misma compañía y que actualmente emite TVE. En el documento, que la cadena privada depositó ante notario el 12 de mayo, se estipulan las condiciones del compromiso (el precio por entrega, la cuota de pantalla mínima exigida para garantizar su continuidad o el reparto de los ingresos publicitarios, por ejemplo). En cualquier caso, se especifica que, a falta del posterior desarrollo, "hasta que dichos contratos se suscriban, las condiciones aquí recogidas serán firmes y vinculantes para ambas partes". Beinat TV rescindió por carta el 15 de junio el "acuerdo de intenciones" convenido en abril, según un portavoz de la compañía, por diferencias a la hora de concretar algunos puntos del mismo. En la misiva también informa a Tele 5 de que se considera libre para negociar con otras cadenas.

TVE, donde Arguiñano lleva dos temporadas, siempre ha confiado en que el cocinero seguiría en las mañanas de La Primera. De hecho, Juan Menor, director de la cadena, dio por segura la continuidad del programa en un desayuno con periodistas el pasado 12 de mayo, el día en que Tele 5 le comunicaba por carta que había depositado ante notario el contrato con Beinat del 29 de abril. Ayer, un portavoz oficial de TVE confirmó que su propuesta de renovación por un año, aprobada por el comité económico del Ente Público, ya está en manos de los abogados de la productora para su firma.

Queda así en el aire el proyecto de Tele 5 para armar su oferta matinal que, tras la marcha de María Teresa Campos a Antena 3, contaba con el programa de cocina -con estreno previsto para agosto- como complemento del Día a día que ahora presenta Carolina Ferre.

Karlos Arguiñano dio el salto desde su restaurante de Zarautz (Guipúzcoa) a la televisión en 1989, cuando se asomó a Euskal Telebista. En 1991 fichó por el centro territorial de TVE en Euskadi, con un programa diario de similares características. La salida de Elena Santonja (Con las manos en la masa) de la cadena pública en agosto de ese mismo año dejó el camino libre para el desembarco del cocinero guipuzcoano. En enero de 1997 se marchó con sus cazuelas a Tele 5, contrato que decidió zanjar en febrero de 1998 para dedicarse de lleno al programa que presentaba en una televisión argentina y alejarse por lo menos un año de la pantalla. Así hizo, y regresó a la cadena privada en febrero de 1999 con una cita semanal, etapa que cerró para completar el círculo y volver a los fogones de ETB-1, el canal autonómico vasco en euskera. La pasada temporada retomó su compromiso con TVE, esta vez con la visita semanal de su hermana repostera, Eva, y, los viernes, del tres estrellas Michelín Juan Mari Arzak. La cocina de Karlos Arguiñano despide el año con una media de dos millones de espectadores -500.000 más que el anterior-, con un 32,2% de cuota de pantalla.

Entre otros reconocimientos, Karlos Arguiñano recogió el Premio Ondas en 1993 por El menú de cada día, de TVE. Juan Cueto, presidente del jurado, destacó que en Arguiñano se premiaba "a un animal televisivo cien por cien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004