Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio apoya el plan para regular el sector en Ciutat Vella

Las asociaciones defienden el equilibrio entre tiendas de barrio y de ciudad

Buena acogida de los comerciantes a los planes del Ayuntamiento de Barcelona de regular el comercio en Ciutat Vella. El Ayuntamiento pretende sacar adelante medidas a final de año para evitar guetos y mantener un equilibrio entre las tiendas de barrio y las de ciudad. Las medidas en estudio no prevén prohibiciones. Sí, en cambio, una planificación en los cuatro barrios del distrito -Raval, Casc Antic Gòtic y Barceloneta- (véase EL PAÍS de ayer).

- Raval. El presidente de la federación de comerciantes del Raval, Enric Sánchez, defiende que "un permiso especial para los comercios evitaría que se formaran guetos en el barrio. No se trata de aplicarlos por doquier. Quizá se necesitan en unas calles, pero no en otras. Debemos impedir que se creen guetos comerciales", señala. La federación de comerciantes del distrito ha integrado en su junta directiva a varios comerciantes originarios de la inmigración.

- Barcelona Comerç. El portavoz de la fundación Barcelona Comerç, que agrupa a los 18 ejes comerciales de la ciudad, Joan Mateu, advierte de que si en una calle hay una excesiva acumulación de servicios se puede llegar a romper su carácter comercial. "Se trata de mirar la situación calle por calle. Es necesaria una norma flexible para regular lo que está mal. El alcalde Joan Clos está de acuerdo con nosotros", asegura Mateu.

- Casc Antic. El presidente del eje comercial del Casc Antic, Pau Grau, que agrupa los barrios de la Ribera, Santa Caterina y Sant Pere, defiende normas específicas en el barrio para proteger el comercio. "No se trata de ir contra nadie, sino de que se vigile el equilibrio comercial para que no acaben naciendo zonas con comercios de un solo tipo, sino que haya variedad".

- Tot Raval. "Hay calles como la Rambla del Raval, donde hay cerca de 20 restaurantes y en cambio falta comercio de proximidad, mientras que en otras calles no se abren comercios", dice la vicepresidenta de la fundación Tot Raval, Nuria Aparicio. La entidad está formada por comerciantes y entidades del barrio y personalidades del sector de fuera de él como el empresario Enric Pantaleoni.

- Sant Pau. Los comerciantes de esta calle también defienden una ordenación del comercio en el barrio, explica Josep Lamiel, su presidente. Lamiel da por seguro que la zona dará "un cambio positivo" cuando se abra la Filmoteca de Cataluña en la plaza de Salvador Seguí, junto a la calle de Sant Pau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004