Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reformista Borís Tadic gana las elecciones presidenciales en Serbia

El bloque demócrata apoyaba al ganador frente al nacionalista Nikolic

Con un 65% de votos escrutados, el vencedor absoluto de las elecciones presidenciales celebradas ayer en Serbia fue el presidente del Partido Demócrata, Borís Tadic, mientras su opositor, el ultranacionalista vicepresidente del Partido Radical Serbio, Tomislav Nikolic, obtuvo un 45% de votos. Para uno de los analistas políticos más conocidos en Serbia, Misho Vasic, del semanario Vreme, las embajadas y las misiones diplomáticas acreditadas en Belgrado finalmente "pueden tomar una bocanada de aire porque Serbia ha dicho no a la política de aislamiento y de no cooperación con el Tribunal Internacional para los Crímenes de Guerra para la ex Yugoslavia".

Éstas han sido las cuartas elecciones consecutivas para elegir presidente porque en las tres anteriores no hubo suficiente participación electoral, que se logró ahora al anular el requisito del 50% más 1 del electorado. Sobre las nueve y media de la noche de ayer, el ultranacionalista Nikolic reconoció la derrota y felicitó la victoria de su adversario Tadic.

El nuevo presidente de Serbia es un psicólogo especialista en teoría de conflictos. Estuvo en la dirección del partido del asesinado primer ministro serbio Zoran Djidjindic. Después de la muerte de Djidjindic, ocupó la presidencia colegiada del Partido Demócrata y como tal fue nombrado ministro de Defensa, iniciando los preparativos para la reforma de las Fuerzas Armadas serbias. En febrero de este año, con una gran ventaja electoral, fue elegido sucesor del asesinado Djidjindic. El nuevo presidente serbio ha desarrollado un discurso profundamente europeo y al mismo tiempo pronorteamericano.

Nikolic, vicepresidente del Partido Radical Serbio (SRS) -antiguo aliado del régimen autoritario de Slobodan Milosevic que desencadenó las guerras balcánicas de los noventa y durante el que Serbia sufrió el aislamiento internacional-, personificó a las fuerzas que gobernaron hasta octubre del año 2000. El cargo de presidente de Serbia está vacante desde finales de 2002, cuando expiró el mandato del socialista Milan Milutinovic, miembro del régimen de Milosevic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de junio de 2004