Reportaje:

México amplía las oportunidades de inversión

Electricidad y turismo son las nuevas opciones para empresas españolas, a pesar del retraso de las reformas estructurales

La posibilidad de hacer negocios en México es grande pese a los desacuerdos y turbulencias políticas que retrasan la aprobación de las reformas estructurales, fundamentalmente fiscales, energéticas y laborales, y la construcción de un Estado de derecho con seguridad jurídica sostenible a largo plazo. El riesgo-país de México cerró la pasada semana en 209 puntos básicos, contra los 663 puntos de Brasil, y los 5.026 de Argentina, según la Secretaría (ministerio) de Hacienda, que cita el índice EMBI+ de la calificadora JP Morgan. Este índice calcula la diferencia de cotización de los instrumentos de deuda emitidos por países emergentes y los instrumentos de características similares emitidos por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Más información

La estabilidad macroeconómica mexicana, con un crecimiento del producto interior bruto (PIB) este año calculado en el 3%, y los variados nichos de negocio de una nación de 104 millones de habitantes con el 50% en la pobreza, obligada al desarrollo, son factores a tener en cuenta. También que los pleitos laborales o aduaneros, la corrupción, las mordidas, pueden ser tan serios como los márgenes de beneficio. La elección de un socio mexicano competente es fundamental.

Los extranjeros obligados a una mayor presencia en México, señala el Gabinete Santistevan Abogados, "pueden darse cuenta de que las ventajas comerciales y geográficas adicionales de tener una presencia permanente en México sobrepasan la carga fiscal y legal". Abengoa, Aena, SCH y BBVA, Gas Natural, Sol Meliá, Repsol-YPF, Telefónica, Iberdrola y Unión-Fenosa son algunas de las empresas ya instaladas en este país. España es el segundo inversor en México después de Estados Unidos. "A veces me desesperan en la toma de decisiones. A veces compañeros míos han arrojado la toalla", señala el responsable de un importante grupo español. Pero México atrae. La inversión extranjera directa podría alcanzar este año los 18.000 millones de dólares, según el Secretario de Hacienda Francisco Gil.

La inflación acumulada en el primer trimestre de 2004 es del 4,32 % y las estimaciones oficiales pronostican que finalizará el año en el 3%, meta difícil de conseguir. El déficit fiscal ronda el 0,3 % del PIB. El paro registrado se sitúa en 3,5 %, una entelequia porque la informalidad es masiva y la tasa de desempleo real supera el 35 %. Los tipos de interés son del 6,5%, según el Banco de México. El tipo de cambio promedio durante el primer trimestre de 2004 fue de 11,3 pesos por dólar; el euro, 13,3 pesos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de junio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50