Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MANUEL JIMÉNEZ | Secretario Gral. de Deportes

"Por muy pequeño que sea un pueblo, debe tener instalaciones deportivas"

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía nombró el pasado martes a Manuel Jiménez Barrios (Bornos, 1957) secretario general de Deportes de la Consejería de Turismo y Deporte. Este nombramiento le ha obligado a dejar la presidencia de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), que ocupaba desde hace un año, y la alcaldía de Chiclana de la Frontera (Cádiz, 70.000 habitantes) a la que llegó en 1994. Le han sustituido, respectivamente, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, y José María Román, hasta ahora primer teniente alcalde de Presidencia y Patrimonio de Chiclana.

Pregunta. ¿Qué representa el nuevo cargo que ocupa?

Respuesta. Es un puesto que me gusta y conozco, con rango de viceconsejero, con lo que comienzo mi andadura en la Junta con buen nivel.

P. Entonces, ¿es una plataforma para futuros cargos?

R. Nunca he pretendido ningún cargo. Las cosas vienen rodadas y después de 21 años era lógico poner fin a una etapa municipal. La secretaría general del Deporte me llena y así se lo he agradecido personalmente a Paulino Plata [consejero de Turismo].

P. ¿Qué retos se marca?

R. Trabajar por que el deporte tenga una buena red de equipamientos. Por muy pequeño que sea un pueblo, que no deje de tener una instalación deportiva adaptada a los tiempos. Asimismo, es necesario ligar el deporte al turismo y a la salud, y potenciar el deporte universitario. Además, pretendemos acercar la mujer al deporte, porque sigue habiendo mucha diferencia en algunas prácticas entre ambos sexos.

P. ¿Deporte base o de alta competición?

R. Desde los poderes públicos hay que impulsar el deporte base, pero sin olvidar que hay que mostrar lo que Andalucía ha sido capaz de realizar a través del deporte de élite.

P. ¿Grandes competiciones internacionales o equipamientos municipales?

R. Mi primer objetivo es el deporte base y una red de equipamientos para que el deporte sea para todos y llegue a todos los andaluces. Trasladaré la impronta del municipalismo, pero sin olvidar el deporte de élite y de grandes competiciones, que nos permitirá demostrar lo que la comunidad autónoma ha sido capaz de desarrollar en cultura deportiva. Ahí están los Juegos Iberoamericanos de Atletismo en Huelva y los Juegos del Mediterráneo de Almería. Son los retos para el deporte de élite.

P. ¿Qué opina de las selecciones autonómicas?

R. Es un asunto suficientemente explicado. Van a jugar los partidos amistosos, pero desde luego la representación, sin lugar a dudas, debe ser la selección española.

P. Al renunciar a la alcaldía de Chiclana y a la presidencia de la FAMP, ¿no da la impresión de que baja un escalón en responsabilidad política?

R. Soy persona poco dada a esas valoraciones. Es el cierre de una etapa anterior después de 10 años como alcalde y 21 como edil. No creo que sea un puesto de menor importancia y sobre todo para una persona, como yo, con actitudes modestas y humildes.

P. ¿No esperaba, por tanto, una consejería?

R. No, en absoluto. Aprecio a las personas que me sobrevaloran y me lo decían, pero no entraba en mis cálculos.

P. ¿Ha sido una imposición o lo había pedido usted?

R. Es público y notorio que había dicho que era mi último mandato y que mi relevo había que hacerlo con tiempo suficiente para que quien fuera a ostentar la alcaldía tuviera tiempo para medirse y perspectiva para que los ciudadanos comprobaran su trabajo.

P. Los votantes del PSOE en Chiclana, ¿pueden sentirse decepcionados por su marcha?

R. Habrá de todo, pero no creo que sorprenda a nadie tras cinco años preguntándome todo el mundo que cuándo me iba.

P. ¿De qué se siente más satisfecho como alcalde?

R. De haber convertido Chiclana en un motor económico de la provincia y de haber pilotado esta ciudad en el mejor momento de su historia. Un ejemplo significativo es que cuando llegué a la alcaldía había 4.500 parados. Una década después, hay 1.300 parados menos pero con 20.000 habitantes más.

P. ¿Tiene alguna espinita clavada?

R. Me habría gustado que el tren hubiera llegado a Chiclana durante mis mandatos y la recuperación urbana del poblado histórico de Sancti Petri.

P. Poco habrá podido hacer en la FAMP en un año.

R. Hemos dejado la FAMP encarrilada gracias a un acuerdo por la mesa de la concertación en la que se tiene que ver el papel de los ayuntamientos basado en el consenso político, un mayor respeto a la financiación municipal y una clarificación de las competencias. Son los tres pilares para modernizar los ayuntamientos y adaptarlos al siglo XXI.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de junio de 2004