Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

El PNV sostiene Galeusca ante la caída de sus socios

Imaz recuerda al PSOE que la coalición es "imprescindible" para reformular el Estado

El éxito de la coalición nacionalista Galeusca, la tercera fuerza política en España en los comicios del domingo, con tres eurodiputados y 790.051 votos (5,17%), ha sido en gran medida un éxito del PNV, la formación que sostiene el resultado de la coalición tras el descenso de CiU en Cataluña y de los nacionalistas gallegos del Bloque. Vizcaya y Guipúzcoa son las dos provincias españolas donde más apoyo ha logrado porcentualmente Galeusca.

El caso de Álava es diferente. Éste es el único territorio de Euskadi en el que los socialistas llevan dos elecciones consecutivas encaramados a la primera posición, seguidos muy de cerca por el PP y a mayor distancia (más de siete puntos) por el partido que preside Josu Jon Imaz. El PNV ganó anteayer en 206 de los 250 municipios vascos, en 133 de ellos con mayoría absoluta.

El líder peneuvista finalizó en la noche del domingo su interpretación de los resultados de su formación, los mejores en unos comicios europeos, con un porcentaje de voto del 35,31%, con una advertencia al PSOE: los tres partidos de Galeusca son "imprescindibles" a la hora de que el Gobierno socialista "reformule su proyecto de Estado".

El PNV no ha dejado de salir reforzado electoralmente en las últimas contiendas electorales, cada vez más cerca de los resultados anteriores a su escisión, en 1986. Sin embargo, cada vez se ve más amenazado por un PSE-EE fortalecido y con más visos de alternativa que nunca al nacionalismo gobernante. Alternativa, además, que no va acompañada de una caída del otro polo del constitucionalismo en Euskadi. De hecho, los populares de Jaime Mayor y Carlos Iturgaiz subieron más de dos puntos el domingo frente a los resultados del 14-M. La tarta de la treintena de municipios más poblados del País Vasco se la reparten socialistas y nacionalistas por igual, aunque es en los de mayor población en los que vence el PSE. Su líder, Patxi López, ha situado al partido en una posición óptima para intentar de nuevo el asalto a Ajuria Enea con un constitucionalismo que sale más reforzado cuanto más nítidas son las diferencias de proyecto entre PP y PSE, según subrayan los socialistas vascos.

Triunfo constitucionalista

La altísima abstención del 54,95% (casi un punto por encima del nivel histórico registrado en toda España) no permite hacer una traslación de los resultados a las elecciones autonómicas, previstas en principio para la primavera de 2005. Con todo, las cifras muestran que el bloque constitucionalista logra un 49,12% de los votos, mientras que los tres partidos que sostienen el Ejecutivo que preside Juan José Ibarretxe (PNV, EA e IU) se quedan con un 47,3%.

Imaz lleva ya dos elecciones consecutivas como presidente de su partido logrando situar a Euskadi en el mapa fuera del bipartidismo impuesto por los electores en el resto de España. Y los peneuvistas están dispuestos a hacerse valer, primero en la reformulación del Estado que ya se plantea desde el Gobierno socialista y, segundo, en el seno de la nueva UE. "El Estado español es plurinacional y plural en todos los sentidos", reiteró ayer el eurodiputado electo del PNV, Josu Ortuondo. "Le decimos al PSOE que tiene que contar con nosotros, que existimos como naciones y que este Estado hay que adecuarlo a la realidad y no podemos seguir viviendo en un Estado ficción, como ahora, que niega a los demás", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2004