Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

HZ afirma que mantiene 113.000 votos y que seguirá activa frente a su ilegalización

"En las peores condiciones y hemos sacado 98.132 votos en Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y 15.662 en Navarra [en total, 113.794]", afirmó ayer exultante, en rueda de prensa en San Sebastián, la portavoz de Herritarren Zerrenda (HZ), Marije Fullaondo, que encabeza la candidatura anulada judicialmente, pero que se ha contabilizado a través del voto nulo y utilizando la papeleta con la que ha concurrido en el País Vasco francés, donde han logrado 5.139 votos. Aunque se descuente el voto nulo técnico registrado en 1999, que alcanzó los 10.272 votos, el resultado obtenido por HZ, que representa a la ilegalizada Batasuna, sería equivalente al del pasado 14-M, lo que demuestra el alto grado de militancia y fidelidad mostrado por su electorado. La formación ilegalizada de la izquierda abertzale ha sido, probablemente, la que mejor ha resistido los efectos de la elevada abstención, lo cual le ha permitido incrementar su porcentaje al 11,4% de votos emitidos, casi cuatro puntos más que en marzo.

Con todo, el desplome de votos de la izquierda abertzale ha sido impresionante si se tiene en cuenta que, en 1999 y con ETA en tregua, Euskal Herritarrok, la anterior denominación de Batasuna, consiguió 270.942 papeletas en la comunidad autónoma vasca y en Navarra, una cifra que le reportó entonces el eurodiputado que ya no tiene en la Cámara europea.

El resultado de HZ, aplicada incluso la reducción del voto nulo técnico, situaría a la ilegalizada Batasuna como la primera fuerza nacionalista detrás del PNV, por delante de EA y de Aralar, dos partidos que en estos momentos de recomposición del mapa nacionalista pugnan por la hegemonía de la izquierda. Pese a que EA se ha desmarcado de la coalición con el PNV con ese fin, la formación que lidera Begoña Errazti no ha logrado alcanzar la cifra de voto constante que una Batasuna ilegalizada ha mantenido en las tres sucesivas elecciones en las que ha concurrido defendiendo el voto nulo.

Guipúzcoa sigue siendo el territorio preferente de la izquierda abertzale: es la fuerza mayoritaria en 36 pequeños municipios y mantiene su hegemonía en algunas localidades de la comarca de San Sebastián, como Hernani, Usurbil y Lezo, donde gobernó durante años, hasta la pérdida de las alcaldías tras su ilegalización. En el resto de territorios el voto es proporcionalmente más reducido. En Vizcaya sólo es mayoritaria en dos municipios, mientras que en Álava ha registrado únicamente 8.000 votos. En Navarra, donde desapareció borrada por la coalición Nafarroa Bai en marzo, ha recuperado una pequeña parte de lo que tuvo en sus mejores años.

"HZ no va a terminar hoy", aseguró Fullaondo, en su comparecencia pública donostiarra. "Nuestro resultado es la primera derrota de Zapatero; acudiremos a Europa a denunciar esta ilegalización". La portavoz de HZ adelantó que tratarán de "aunar a las fuerzas abertzales y de izquierda para denunciar en Europa la ilegalización". Ahora tienen ante sí el desafío de concurrir las próximas autonómicas para obtener representación parlamentaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2004