El Gobierno francés fuerza un acuerdo para salvar a Eurodisney de la quiebra

No ha sido "nada fácil" conseguir que el grupo estadounidense Walt Disney "haga todos sus deberes", informó ayer el ministro francés de Economía, Nicolas Sarkozy, al Parlamento de su país, revelando así el forcejeo que se ha producido para que la casa matriz, dueña del 40% de Eurodisney, participe en el plan de rescate de su hija europea. La empresa, amenazada por una deuda de 2.200 millones de euros a la que no puede hacer frente, ha anunciado un acuerdo con los acreedores.

Éstos habían dado una tregua de dos meses y la solución se alcanzó ayer, pero ni la empresa ni el ministro revelaron en qué consiste. No obstante, el simple anuncio de que había acuerdo provocó una leve revalorización de la acción de Eurodisney en la Bolsa de París. Cerró a 0,36 euros, tras haber llegado la semana pasada a 0,33, muy por debajo del techo de 10,25 euros alcanzado en 1992, el año de apertura del parque.

Reparto del salvamento

El ministro justificó el silencio en el "compromiso de confidencialidad" fijado hasta el 31 de julio, el plazo que se han dado las partes implicadas para aprobar las condiciones de reestructuración de la deuda. Imposible confirmar si la solución pasa por un aumento de capital de 250 millones de euros, como se especula en el mercado, de los cuales 100 millones serían garantizados por la casa-madre, Walt Disney, 75 millones por la Caisse des Dépots et Consignations (CDC) y otros 75 millones por un grupo de bancos, entre ellos BNP Paribas y Crédit Agricole.

El principal acreedor de Eurodisney es una institución financiera controlada por el Estado francés, la Caisse des Dépots. El riesgo contraído puede justificar el interés directo del Gobierno, aunque la política de mostrar claramente la carta de la intervención desde el poder corresponde al 100% al método aplicado por Sarkozy a la dirección de los asuntos económicos de su país. Según el ministro, los contribuyentes franceses no tendrán que rascarse el bolsillo para rescatar a Mickey y demás personajes de Disney, víctimas de una gestión llena de meandros.

Para alcanzar la rentabilidad se estimaba necesario haber logrado 17 millones de turistas al año, pero sólo acuden 12,4 millones: esta cifra hace de Eurodisney el más importante destino turístico de Europa, pero no basta para generar recursos proporcionales al monto de la inversión y de los compromisos financieros adoptados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de junio de 2004.

Lo más visto en...

Top 50