Una constructora dona 2,55 millones al Ayuntamiento de Estepona "voluntariamente"

El alcalde, del PSOE, alega que el dinero procede de los convenios firmados por el PP

El alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, del PSOE, reconoció ayer que la constructora cordobesa Prasa transfirió más de 2,55 millones de euros al Ayuntamiento entre los meses de agosto y marzo de este año. El dinero se ingresó como "aportaciones voluntarias". Según Barrientos, este dinero procede de la renegociación de convenios urbanísticos que la anterior alcaldesa, Rosa Díaz, del PP, firmó con la promotora sin negociar compensación alguna para las arcas municipales.

Bareientos insistió en que la anterior corporación "no exigió y dejó de cobrar" estas cantidades, y acusó nuevamente al PP de "regalar" a Prasa "miles de metros de cuadrados de edificabilidad en primera línea de playa". Las donaciones de la empresa, que realiza en la actualidad tres importantes proyectos urbanísticos en el municipio, han provocado un cruce diario de descalificaciones y acusaciones entre Barrientos y el portavoz del PP en el municipio, Ignacio Mena, sobre supuestos favores de la promotora. La polémica arrancó en noviembre de 2003 y Barrientos intentó ayer cortarla al entregar a los periodistas documentación relativa a las tres operaciones que acomete Prasa.

El primero de estos convenios se refiere a una modificación de elementos en las obras de la finca El Pinillo. El cambio del proyecto supuso un importante incremento de volumen. El expediente contó en noviembre de 2002 con los únicos votos a favor de los 11 concejales del PP, partido que gobernaba entonces. Un año después, en octubre de 2003, el mismo convenio fue aprobado por todos los grupos, incluido PSOE, tras una de las donaciones de Prasa.

Barrientos aseguró que el PP no cobró en su día nada por ese exceso de edificabilidad. "No sabemos si alguien percibiría algo, pero el Ayuntamiento no percibió un duro", dijo el regidor, que insistió en que el cambio de postura se debió precisamente a la renegociación del convenio con Prasa, que habría pagado con esta nueva operación 1,17 millones de euros al municipio.

"El PP regaló 2.137 metros cuadrados por incremento de volumen de edificabilidad en primera línea de playa a Prasa, y ahora el Ayuntamiento ha cobrado a la promotora, con aportaciones voluntarias, esta edificabilidad a 570 euros el metro cuadrado", explicó Barrientos.

Intereses ocultos

Además, el municipio ha ingresado, según Barrientos, otros 977.508 euros de Prasa por la venta de los aprovechamientos en la finca El Ángel, tras las negociaciones con la constructora cordobesa. El mandatario esteponero descartó que existan "intereses ocultos" con el grupo Prasa, como sostiene Mena, y recordó que la promotora tiene paralizadas las obras de un hotel en la Avenida de España, en pleno casco urbano y primera línea de playa.

Barrientos presentó una certificación del departamento de Disciplina Urbanística para demostrar que los trabajos del edificio, que excede la altura y el volumen permitido en el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad e incumple la Ley de Costas, permanecen suspendidos. Las obras de este hotel fueron paralizadas en 2002 por el PP y en julio de 2003 por el propio Barrientos. El Ayuntamiento está a la espera de lo que dictamine la Sociedad de Planificación y Desarrollo de la Diputación de Málaga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de junio de 2004.

Lo más visto en...

Top 50