Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS ENERGÉTICA

Los ministros de Finanzas de la UE pactan no bajar los impuestos sobre carburantes

El Ecofin pide a los países exportadores de petróleo que incrementen la producción

Los 25 ministros de Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) se comprometieron ayer a no adoptar ninguna "acción unilateral" tras las fuertes subidas del precio del petróleo, lo que se traduce en un pacto para no bajar los impuestos de los carburantes. El vicepresidente y ministro español de Economía, Pedro Solbes, ya había anunciado que el Gobierno socialista no lo hará pese a que ayer admitió los "costes políticos y sociales" que pueden originar tales alzas del crudo. "Existe un claro consenso", explicó Solbes, para que ningún país tome unilateralmente una decisión de ese tipo.

Pese al pacto de ayer en Luxemburgo, en la reunión de los ministros sobrevoló el recuerdo de lo ocurrido cuando, en 2000, se dispararon también los precios del petróleo. El 3 de septiembre de aquel año, en Versalles (Francia), el Ecofin decidió lo mismo que ayer. Sólo unos días después, y en contra de las normas comunitarias vigentes, Francia, Italia y Holanda bajaron los impuestos especiales sobre las gasolinas, mientras los Gobiernos de Bélgica o Reino Unido no cedían, pese a que las protestas de los transportistas bloqueaban ciudades enteras y decenas de autopistas. Los tres países fueron expedientados por la Comisión Europea pero no rectificaron.

Por eso, el ministro irlandés de Finanzas y presidente del Ecofin, Charlie McCreevy, comentó en Luxemburgo: "Yo estuve en 2000 en Versalles; nada me lleva ahora a ser pesimista u optimista". Y es que el ministro francés, Nicolas Sarkozy, ya apuntó que algunos de sus colegas no estaban convencidos y que, en la reunión, el compromiso de no bajar impuestos había sido apoyado "mayoritariamente, casi por unanimidad".

Medida ilegal

De hecho, el ministro italiano de Industria, Antonio Marzano, ya apuntó hace días una posible bajada de impuestos y la comisaria de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, le recordó que la medida sería ilegal. Ayer, Giulio Tremonti, el titular italiano de Finanzas, aclaró que hay que evitar el espectáculo ocurrido en 2000, pero olvidó precisar que su país fue uno de los incumplidores, al reducir la fiscalidad de los carburantes.

En el caso de España, el impuesto especial sobre los carburantes es uno de los más bajos de Europa. El que grava el gasóleo está en 293,9 euros por cada mil litros, pero la normativa europea obliga a elevar esa cantidad hasta 302 euros en 2007 y a 330 en 2012. Esa misma normativa permite la posibilidad de que España cree una nueva categoría de gasóleo profesional que debe ser gravada con un mínimo de 287 euros por cada mil litros. Ese producto sería para uso de camiones de más de 3,5 toneladas, taxis y determinados tipos de autobuses.

En vísperas de la reunión de hoy en Beirut de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), los ministros también hicieron un llamamiento a los países productores para que aumenten las extracciones y aporten "los suministros adecuados, de forma que los precios sean acordes con un crecimiento estable y sostenido de la economía mundial", como destacó el irlandés McCreevy.

Pese al incremento del precio del petróleo, los ministros de Finanzas de los 25 países comunitarios y el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, consideran que no hay motivos para la alarma. Admiten que existen "riesgos", pero confían en que esa subida sea transitoria y no permanente para que no afecte al crecimiento europeo.

De hecho, valoraron tres datos positivos frente a esos riesgos. De un lado, la zona euro ha crecido en el primer trimestre del año un 0,6%, un par de décimas por encima de lo previsto. Además, la fortaleza del euro frente al billete verde americano mitiga las subidas de un petróleo, que se paga en dólares en los mercados internacionales. Finalmente, el comercio mundial se está acelerando también por encima de las previsiones de hace unos meses.

Los ministros, por otra parte, aprobaron las recomendaciones contra Holanda dentro del expediente abierto contra este país por déficit excesivo al sumarse a la lista de incumplidores del Pacto de Estabilidad, que obliga a mantener los déficit públicos por debajo del 3% y a que la deuda no sobrepase el 60% del producto interior bruto (PIB).

El Ecofin también dio su visto bueno a abrir un expediente por el mismo motivo contra Grecia. Son ya 13 los países de la UE que han sufrido o sufren expedientes de ese tipo por rebasar el nivel de déficit permitido. Almunia anunció que el próximo día 16 presentará sus primeras ideas para modificar y reformar ese pacto que hoy está en el limbo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2004