Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores de Atocha piden que se retire el "santuario" del 11-M

Un grupo de trabajadores de la estación de Atocha ha pedido la retirada del "santuario" que recuerda a las víctimas del 11-M en el vestíbulo porque les está afectando psicológicamente "y algunos están a punto de pedir la baja", aseguró un portavoz de este colectivo.

Los 79 trabajadores de Atocha-cercanías que han apoyado de momento el traslado del "velatorio" por las víctimas de los atentados argumentaron que la "presencia impuesta del recuerdo les está minando" y están convencidos de que "jamás" lograrán superar el dolor mientras les obliguen "a convivir con él".

Los empleados reclaman que la "capilla ardiente" se ubique en otro lugar, pero dejaron claro que su intención "no es molestar a los familiares de las víctimas del 11-M", sino evitar "revivir el dolor día tras día", lo que les "está destrozando" los nervios.

Los trabajadores sugieren que "el recuerdo" a los 192 fallecidos y más de 1.800 heridos en los ataques terroristas se mantenga mediante un monumento permanente en el entorno de Atocha y que se coloque una placa conmemorativa en el lugar donde ahora arden miles de velas junto a ramos de flores en memoria de las víctimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2004