OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Telemadrid y la Feria del Libro

Leída la explicación del señor Manuel Soriano acerca del no patrocinio de Telemadrid de la Feria del Libro, me gustaría decir que un patrocinador nunca debe pretender inmiscuirse en el evento que patrocina. Precisamente, en eso radica la limpieza del patrocinio, en estar de acuerdo (o no) con lo que apoya con su dinero, siempre y cuando interese al público objetivo al que se dirige.

Un patrocinador debe confiar en quienes organizan un acto, estar al tanto de su proyecto y apoyarlo. Si no le gusta, no lo patrocina y en paz, que es lo que ha hecho Telemadrid, pero nunca debe irse porque no le dejen opinar. ¿Se imagina en qué quedaría un acto cultural como, por ejemplo, un festival de jazz si se dejara opinar a todos los patrocinadores sobre los músicos que se deben traer? ¿Y un patrocinador podrá opinar según lo que haya pagado? El patrocinio no funciona así, señor Soriano. En todo caso, si le gusta opinar, sea usted el organizador del evento directamente y busque patrocinadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de mayo de 2004.