Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:AUTOMOVILISMO | Gran Premio de Europa de fórmula 1

Alonso: "He corrido con el coche roto"

El español lamenta los problemas de dirección que le hicieron perder el tercer puesto

La fiabilildad está siendo uno de los factores clave en el Mundial de F-1. Tres pilotos han puntuado en todas las carreras (Barrichello, Button y Trulli) y dos lo han hecho en seis de las siete pruebas que se han disputado hasta ahora (Michael Schumacher y Alonso). El español condujo ayer con el lastre de una avería en la dirección de su Renault R24. Después de iniciar las primeras vueltas en el tercer puesto, de ser el líder circunstancial en el noveno giro, de verse relegado al décimo lugar y de concluir el quinto, el asturiano, de 22 años de edad, abandonó el circuito de Nürburgring con una sensación agridulce.

"Teniendo en cuenta que con un coche roto he terminado el quinto, no puedo estar decepcionado, pero tenía una oportunidad bastante clara de subir al podio", dijo; "iba tercero, bastante más rápido que Raikkonen y con todo el grupo detrás de él. Después de que ha roto el motor nos hemos encontrado en una buena posición. He tenido mala suerte, pero, aun así, he cogido puntos".

El problema que sufrió el Renault número 8 provocó que su volante quedara bloqueado en posición horizontal cuando Alonso trataba de girar a la derecha. "Debido a eso", explicó, "en la chicane rápida de subida, que se hace en quinta velocidad a más de 200 kilómetros por hora, había momentos en que el coche iba recto sin que pudiera evitarlo. Tenía miedo de salirme y no quería ir a boxes y retirarme, sino acabar como fuera, pero he llegado a pasar miedo". Alonso achacó a este problema la salida de trazada que protagonizó en la 14ª vuelta y que le hizo perder dos posiciones.

Como ya es habitual, Alonso hizo una lectura de los resultados desde el punto de vista del equipo Renault más que desde el suyo. ¿Le preocupa que se le escapen Button y Trulli en el Mundial?, se le preguntó. "Me preocupan más los puntos que me saca Michael Schumacher, ya que corremos contra 20 pilotos. Tampoco pienso luchar por el título porque no estoy aquí para ganar a ninguno en particular, sino a todos a los que pueda y para hacerlo lo mejor posible en cada carrera. Hemos sacado más ventaja a Williams, que ha tenido un fin de semana malo, igual que McLaren y BAR. Después de Ferrari, hemos sido de nuevo el equipo de referencia".

Schumacher admitió que Raikkonen le benefició en los primeros compases de la carrera: "He sido capaz de abrir hueco muy pronto porque Kimi, que iba segundo, taponaba a los demás y eso me ha ayudado". No sólo eso. Schumi convino que la prueba no ilustró en toda su extensión la correlación de fuerzas entre las diferentes escuderías: "Estamos bastante fuertes, pero, en líneas generales, no fue una carrera limpia, ya que también tuvimos la ayuda que supone el hecho de que otros hayan tenido problemas".

El alemán, que lució brazalete negro y que no festejó con champaña su triunfo como muestra de respeto hacia Umberto Agnelli, el presidente de FIAT, fallecido el pasado jueves, explicó que sufrió algún problema debido al intenso tráfico que en algunos momentos se produjo en la pista. "Especialmente", indicó, "cuando Webber salió del pit-lane. Lo he visto volando hacia mí y le abrí la puerta. De lo contrario, los dos habríamos chocado".

Jarno Trulli se vio sorprendido por la agresividad de Sato en la salida. "La carrera ha estado a punto de acabarse para mí en la primera curva. Si no llego a abrirle la puerta a Sato, me habría echado fuera de la pista", explicó el italiano de Renault. "Después de haber acabado la primera vuelta el séptimo, acabar el cuarto no ha estado nada mal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de mayo de 2004