Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

Zapatero pide el voto para reforzar a un Ejecutivo que ya "ha cambiado muchas cosas"

Mayor dice que Borrell causó un "daño enorme" a España cuando era ministro del PSOE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se estrenó ayer en Vigo en la campaña para las elecciones europeas reclamando el voto el próximo 13 de junio para refrendar a un Ejecutivo que, en sólo 40 días, "ha cambiado muchas cosas por el bien de la democracia". Mientras, el candidato del PP, Jaime Mayor Oreja, criticó desde Palma de Mallorca a su rival socialista, José Borrell, de quien dijo que cuando fue ministro de Obras Públicas causó "un daño enorme a la dinamización y modernización" en España, al impugnar "directrices de la UE".

Recién llegado de la cumbre de Guadalajara (México), Rodríguez Zapatero recuperó su papel como secretario general del PSOE ante más de 3.000 militantes que abarrotaban un pabellón de deportes. Les explicó que los primeros pasos de su Gobierno han demostrado a los ciudadanos que su voto "vale y cuenta", ya que los socialistas han cumplido promesas como "retirar las tropas de Irak". Zapatero pidió a los electores que el 13-J vuelvan a votar masivamente para trasladar a Europa los "valores que triunfaron" en las generales.

El líder socialista contrapuso su apuesta europeísta a la política de los Gobiernos de José María Aznar. "Vamos a ser solidarios en Europa, no vamos a ir a poner mala cara ni a insultar a ningún socio", proclamó. Y aseguró que el cambio político en España ha despertado "satisfacción y esperanza" en todo el continente.

Zapatero manifestó que su llegada al Gobierno ha beneficiado a la democracia española, porque ha permitido recuperar el diálogo político, reinstaurar los debates electorales o constituir las comisiones de investigación que solicita la oposición. "Este cambio democrático no ha hecho más que empezar", sentenció y prometió que su Gobierno seguirá tomando medidas para variar el rumbo de la política española "con la misma intensidad y rapidez que hasta ahora".

Zapatero se refirió de pasada a las insinuaciones del PP sobre la supuesta falta de limpieza de las generales: "Los españoles son un pueblo valiente a los que nadie manipula". Entre sus logros, incluyó la ausencia de Aznar en los actos de campaña del PP. "!Qué alivio habrán sentido algunos!", bromeó. Zapatero dijo, que, aunque el PP no lo haya hecho, los socialistas darán "a la oposición esos cien días" de gracia y "muchos más". Previamente, el cabeza de lista del PSOE, José Borrell, desató el entusiasmo al agradecer a Zapatero que hubiese librado a España del "naufragio moral de Occidente" que supuso la guerra de Irak.

Mayor Oreja, que ofreció un mitin ayer en Palma, emplazó a los votantes que apoyaron al PP el 14-M a volver a las urnas porque ellos son la garantía para que su partido gane. Reivindicó los ocho años de gobierno de Aznar como "los más europeos" y en absoluto "euroescépticos" sino "euroexigentes". Mayor antepuso "la España constitucional" del PP a "la falta de España que representa Carod Rovira" y reclamó a Pasqual Maragall que intervenga sobre sus discursos independentistas. "Tenemos que desterrar la mentira y los complejos de España", agregó.

El primer candidato del PP al Parlamento Europeo habló ante unas 1.500 personas, que no abarrotaron un polideportivo menor que el de otros grandes mítines."Con Borrell se presenta una misma candidatura con los objetivos del fracasado Pacto de Progreso que gobernó en Baleares", dijo Mayor, quien temió que con el nuevo Gobierno llegue "un felipismo de segunda generación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de mayo de 2004