Los tres primeros cazas Eurofighter llegan a la base militar de Morón

Los tres primeros aviones de combate C-16 Eurofighter (EF-2000) de los 87 con que contará España, dentro de ese proyecto conjunto europeo de defensa, llegaron ayer a la base aérea de Morón, adonde se incorporarán otros cuatro a final de año y 57 en total hasta 2010.

Los cazas, la nueva "joya" del Ejército del Aire, son los primeros de ese tipo que están operativos oficialmente en Europa y aterrizaron en la base sevillana procedentes de la fábrica de EADS-Casa en Getafe (Madrid), donde han sido ensamblados y formados sus pilotos y personal, ahora adscritos al 111 Escuadrón del ALA 11 de Morón.

El EF-2000, de diez toneladas de peso, una velocidad punta de 666 metros por segundo y dotado con la más moderna tecnología, destaca por su alta maniobrabilidad, porque es indetectable y dispone de equipos de guerra electrónica y de 13 estaciones para armamento, según un portavoz de la base.

A diferencia del F-22 estadounidense, considerado como "el mejor avión del mundo", según este portavoz oficial, el Eurofighter tiene la ventaja de que no sólo está especializado en combate aire-aire, sino también para la lucha aire-tierra.

Tras una parada y un desfile militar presididos por el general jefe del Mando Aéreo del Estrecho, Pedro Bernal, y el coronel jefe de la base, Javier Salto, los Eurofighter llegaron en formación, tras sólo 23 minutos de vuelo.

En la fabricación de estos aviones multi-función, identificados como 11-70, 11-71 y 11-72 -en alusión al ALA 11- e incluidos en ese consorcio formado por España, Alemania, Italia y Reino Unido, han participado las factorías de EADS-CASA en Sevilla y Cádiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de mayo de 2004.