El Gobierno andaluz corrige a Rosa Torres y proclama su neutralidad sobre la capital cultural

Unas confusas declaraciones de la consejera provocan una catarata de reacciones

El Gobierno andaluz, a través del consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, se vio obligado ayer a salir al paso de unas confusas declaraciones de la responsable de Cultura, Rosa Torres, acerca de la capitalidad europea de la cultura, a la que aspiran Córdoba y Málaga, y de la petición de traspasos de museos al Gobierno central. Zarrías afirmó de manera tajante que el Ejecutivo autónomo "no va rebajar ni un ápice" sus planteamientos y "mantiene todas y cada una de sus reivindicaciones". La Junta, enfatizó, será "activamente neutral" en cuanto a la capitalidad.

Torres no tuvo su día más acertado el pasado domingo, cuando se pronunció sobre la posición de su consejería ante la aspiración de Málaga, su provincia de origen, a la capitalidad cultural europea de 2016, cuyas declaraciones se reproducen textualmente en este misma página. Igualmente farragosas resultaron sus palabras sobre el traspaso de museos de la Administración central a la andaluza, al afirmar que la falta de inversiones del Gobierno, "uno de los motivos fundamentales por los se pedía la transferencia, va a dejar de existir". Y añadió: "Si existen más motivos y los valoramos, sin duda vamos a solicitar esa transferencia".

El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, cortó ayer de raíz la confusión y aclaró respecto a los traspasos: "Todas y cada una de las reivindicaciones que se han planteado a los Gobiernos de Aznar se mantiene intactos en la forma y en el fondo". Respecto a la posición de la Junta sobre la pretensión de Córdoba y Málaga de ser capital europea dentro de 12 años, Zarrías zanjó: "Mantenemos la misma posición. Vamos a ser activamente neutrales".

También la propia Torres se vio obligada a matizar sus declaraciones, que provocaron una catarata de reacciones. La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, recordó que la ciudad ya tiene el apoyo expreso del presidente de la Junta, Manuel Chaves, en la carrera por ser Capital Europea de la Cultura en 2016. Aguilar mantuvo una conversación telefónica con la consejera en la que ésta le transmitió que sus palabras habían sido "malinterpretadas" y que no había apoyo de la Junta a ninguna otra ciudad, contó la alcaldesa en conferencia de prensa.

Aguilar explicó que había solicitado a la consejera que dejara "las cosas claras" y que la Junta mantuviera el compromiso que Chaves había prestado a Córdoba en referencia al Centro de Arte Contemporáneo.

La alcaldesa de Córdoba afirmó: "No vamos a decir que la Junta no haga nada en Málaga". E incidió en que la candidatura de Córdoba cuenta con el apoyo de Sevilla, Granada y otras ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Las reacciones en Málaga a las declaraciones de la consejera de Cultura fueron más matizadas, ya que el PSOE entendió que habían sido malinterpretadas sus palabras, informa José Manuel Atencia.

De hecho, el delegado de Cultura, Francisco López, indicó que Torres se había limitado a indicar que las aspiraciones del Ayuntamiento de Málaga para optar a la capitalidad sólo eran viables por la apuesta cultura de la Junta en esta ciudad. López rechazó que de las manifestaciones de la consejera se desprendiera un apoyo explícito a Málaga en detrimento de Córdoba. En parecidos términos se expresó la secretaria general del PSOE, Marisa Bustinduy, quién instó a trabajar a ambas ciudades andaluzas para que "salga elegida la mejor".

El presidente del PP en Málaga, Joaquín Ramírez, apeló también a la neutralidad de la Junta y defendió que la opción ganadora cuenta con la otra, como subsede. Ramírez ironizó afirmando que la consejera "está más bella cuando se calla y no mete la pata". El popular abogó por que las ciudades candidatas hagan un "ejercicio de preparación, infraestructura y trabajo".

Ese mismo argumento facilitó el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, impulsor de la candidatura. El edil malagueño interpretó las declaraciones de Torres como una "rectificación" de lo expresado por la entonces consejera y ahora ministra de Cultura, Carmen Calvo, quien, a su juicio, "dijo que era claramente partidaria de la candidatura de Córdoba". "Cuando haya varias ciudades en Andalucía o en España que opten, las administraciones debe ser neutrales, y eso es lo que espero", apostilló.

La polémica

Las declaraciones de la Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosario Torres, que levantaron ayer la polémica en torno a las aspiraciones de Málaga y Córdoba para optar a la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016 fueron realizadas el pasado domingo en la capital malagueña. Este es el contenido textual de sus manifestaciones: "La Junta neutral, desde luego, en relación a equipar Málaga para ser capital cultural, no lo ha sido nunca. Si alguien ha hecho el trabajo de poner una ciudad al día para realmente tener una oferta de cara a esa posibilidad, ha sido la Junta de Andalucía, la Consejería de Cultura y, en la modestia que ustedes quieran ponerme, la que les habla. Ello sin saber que estas actuaciones eran para ponerlas en un dossier y presentarlo para que pueda ser capital cultural Málaga. Por lo tanto, no ya neutralidad, sino a la vista está que nosotros apostamos por Málaga como capital Cultural".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de mayo de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50