Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN | Alcalde de Madrid y presidente de la candidatura olímpica | OLIMPISMO | Mañana, en Lausana, el corte de la carrera de 2012

"Nada puede ser más importante para Madrid que organizar unos Juegos"

Alberto Ruiz-Gallardón, de 45 años, alcalde de Madrid y presidente de la candidatura olímpica para 2012, destila un optimismo que basa en las bondades del proyecto y en la legítima aspiración de la única gran capital europea que aún no ha tenido unos Juegos. Reconoce la calidad de las rivales, especialmente de París, Nueva York y Londres, pero da a Madrid las mayores posibilidades. Cree que el efecto del 11-M no va a ser un elemento negativo. Tampoco el precedente relativamente cercano de Barcelona 92. Al contrario.

Pregunta. ¿Qué ofrece Madrid como candidata a unos Juegos Olímpicos?

Respuesta. En primer lugar, un gran proyecto. Un proyecto compacto, muy concentrado, muy moderno, entendiendo por modernidad la apuesta medioambiental, la sostenibilidad, la reutilización de las infraestructuras y la utilización del transporte público -hablamos de los primeros Juegos que se podrían realizar sin necesidad de utilizar el vehículo privado-. En segundo lugar, Madrid ha acreditado durante los últimos años que tiene una experiencia en organización de acontecimientos deportivos que le sitúa a un nivel máximos dentro de todas las ciudades europeas; incluidas, por supuesto, las candidatas. Y en tercer lugar, y no hay jerarquía entre los tres, el apoyo. El apoyo de la sociedad, el apoyo desde el consenso de todas las formaciones políticas y el apoyo de todas las administraciones. Es muy difícil encontrar una candidatura que tenga un apoyo popular cercano a la unanimidad dentro de Madrid, acercándonos al 90%, y en toda España. Ello ha tenido su manifestación política en las resoluciones que por unanimidad se aprobaron en el Congreso y en el Senado respaldando la candidatura de Madrid para 2012. Hemos tenido desde el primer momento el apoyo del Gobierno de la nación y de la Comunidad de Madrid.

"No hay ninguna candidata con un apoyo popular como el de Madrid en toda España"

"Nuestro principal activo es Barcelona 92, que sigue en la memoria del COI"

P. Se lucha contra gigantes. ¿Es consciente de ello?

R. Se lucha contra candidaturas muy buenas, muy buenas. Madrid va a organizar los Juegos de 2012 no porque las otras candidaturas sean malas, porque no lo son. Son muy buenas y sus ciudades han hecho muy bien sus deberes, han hecho un espléndido trabajo. Madrid va a organizar los Juegos de 2012 porque nuestra candidatura es mejor. Para nosotros, no ha sido un punto de preocupación, sino que, al contrario, ha sido un aliciente.

P. ¿Cuáles son las ciudades que más le preocupan?

R. Todas han hecho un esfuerzo, pero hay cuatro que son, desde mi punto de vista, las que tienen en estos momentos más posibilidades de organizar los Juegos, que son Madrid, por supuesto, París, Nueva York y Londres.

P. ¿Diría que por este orden?

R. No, no quiero establecer un orden. Porque, además, lo que nosotros pretendemos, insisto, no es que los demás pierdan, sino ganar nosotros. Por tanto, lo único que me importa es que Madrid quede la primera.

P. ¿Cree que en el corte de mañana sólo van a pasar esas cuatro ciudades?

R. No necesariamente. Eso dependerá de los criterios que marque el Comité Olímpico Internacional. Puede establecer un número reducido o puede, por el contrario, establecer un criterio que anime a todas las ciudades a seguir trabajando en un proyecto. Porque hay que recordar una cosa: hacer de una ciudad un espacio olímpico es objetivamente bueno para los ciudadanos, al margen de que se consiga después la organización de los Juegos o no. Por tanto, sólo con el esfuerzo que venimos realizando ya hemos salido ganando los madrileños. Como han salido ganando, sin duda, los parisienses, los neoyorquinos, los londinenses y los del resto de las ciudades candidatas. Luego el simple hecho de estar en la carrera, como estamos ahora mismo, ya ha generado más inversión en infraestructuras deportivas, más sentimiento deportivo, más introducción de todo el espíritu olímpico, de todo el comportamiento general de una ciudad, de sus instituciones y también de los propios ciudadanos. Luego el hecho mismo de estar en la carrera ya es bueno.

P. ¿Puede garantizar a los ciudadanos que los Juegos no les van a costar dinero?

R. Los ciudadanos saben muy bien, por la experiencia de Barcelona 92, que organizar unos Juegos es, sin ningún género de dudas, el gran motivo, la gran ocasión, para conseguir una auténtica transformación de la ciudad. Y eso lo saben los ciudadanos de Madrid porque recuerdan muy bien la profunda transformación que tuvo Barcelona en 1992. Con todo, nosotros hemos hecho un plan muy en la línea de los criterios que está marcando el Comité Olímpico de sostenibilidad de las infraestructuras. No dejamos con carácter permanente ninguna infraestructura deportiva que despúes no vaya a tener una garantía de continuidad en su utilización, porque ése es el criterio que en estos momentos se está marcando. Es decir, cuando los Juegos hayan pasado, nadie encontrará edificios vacíos, nadie encontrará infraestructuras infrautilizadas.

P. ¿Qué efecto puede tener el 11-M?

R. Creo, con toda sinceridad, que el 11-M no va a ser un elemento negativo. Por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de todos los servicios de emergencia se acreditó una capacidad de respuesta, de eficiencia y de actuación que después ha llevado a la detención de los autores y a evitar la comisión de nuevos atentados. Por lo tanto, se ha acreditado que España tiene unas fuerzas y cuerpos de seguridad extraordinariamente eficaces. En segundo lugar, ése fue también el tiempo o la ocasión para que Madrid fuese capaz de demostrar su espíritu de respuesta ante un acontecimiento de esta naturaleza. Nos enseñamos al mundo como una sociedad serena, capaz de abordar no solamente los momentos de alegría, sino también los momentos de dificultad con solidaridad y eficacia.

P. ¿Y si no gana Madrid?

R. Estamos trabajando tanto y tan bien que vamos a tener el inmenso honor de organizar los Juegos.

P. ¿Es su mayor reto político?

R. Como responsable de la ciudad de Madrid, sí, Por supuesto. Soy plenamente consciente de que nada puede ser tan importante para la ciudad de Madrid, nada, como la posibilidad de organizar los Juegos de 2012.

P. La gente que decide las elecciones olímpicas es muy particular y se rige a veces por criterios muy especiales. ¿Es conocedora de ello la candidatura de Madrid?

R. Con toda sinceridad, yo creo que el Comité Olímpico ha profesionalizado mucho la adopción de sus decisiones.

P. ¿Es bueno que Madrid sea la única capital europea que no ha tenido unos Juegos?

R. Sin duda ninguna. Hay muchas razones que avalan que para 2012 sea Madrid la ciudad elegida. Una de ellas es la que ustedes dicen. Somos la única gran capital europea que no hemos tenido la ocasión de celebrar los Juegos. Se cumple además este año el centenario de nuestro comité olímpico.

P. ¿El que Barcelona celebrara los Juegos hace 12 años puede ser un freno?

R. Al contrario, el principal activo de Madrid 2012 es Barcelona 92. La memoria de Barcelona es extraordinaria. Se demostró que las ciudades españolas son capaces de realizar un acontecimiento de esta naturaleza. Los miembros, empezando por el propio presidente, ya se han pronunciado sobre que el hecho de que transcurran 20 años entre las dos ciudades no es algo extraordinario. Hay que recordar, además, que los Juegos no se conceden a las naciones, sino a las ciudades, y que, por lo tanto, el hecho de que compartamos nacionalidad Barcelona y Madrid no tiene que ser obstáculo para que en el plazo de 20 años podamos organizar los dos los Juegos.

P. Pasa el corte, se gana en 2005. ¿Ya se ve con el alcalde de Pekín pasándole la bandera en 2008?

R. Me veo trabajando para que semejante cosa pueda ocurrir y presentaremos antes del 15 de noviembre en Lausana, que es cuando vence el plazo ya directamente, el dossier completo de la candidatura y llegaremos a Singapur en julio del año que viene con todas las esperanzas de conseguir la organización de los Juegos.

P. Madrid ha sido una ciudad muy distanciada del deporte, no como Barcelona. ¿Ha cambiado ahora?

R. El hecho mismo de anunciar la candidatura ha cambiado esa mentalidad. Madrid siempre ha tenido acontecimientos deportivos y ha tenido muy localizado en determinados sectores de la sociedad un espíritu muy pujante. Lo que ha faltado es una estructuración de todo ese sentimiento que es verdad, tienen ustedes toda la razón, que más que un sentimiento de arriba abajo era un sentimiento de abajo arriba. Lo que nosotros hemos hecho es identificar, desde el Ayuntamiento de Madrid, ese sentimiento y articularlo. Ésa es la razón por la que antes decía que uno de nuestros principales activos es que, a tenor de las encuestas, somos la ciudad candidata con mayor apoyo popular. Concretamente, el 88 y pico por ciento. Es un porcentaje altísimo de ciudadanos. Y tanto mérito como eso tiene el hecho de que el 82% de los españoles también apoyen las aspiraciones de Madrid. Eso es importantísimo.

P. ¿No falta una mayor implicación por parte de grandes deportistas y grandes entidades? Digamos, por ejemplo, que el Real Madrid llevara un logo de Madrid 2012.

R. Nada de eso. Hay unas normas estrictas, severas por parte del Comité Olímpico Internacional que nos han impedido hasta la fecha promocionarnos externamente. Eso es algo que está absolutamente vetado y que nosotros hemos respetado a rajatabla. Es a partir del día 18, cuando ya seamos formalmente una ciudad candidata, cuando ya podremos empezar a utilizar todo ese tipo de soportes y conseguir ese tipo de apoyos. Pero sí quiero decir que, desde luego, el mundo del deporte español se ha volcado con Madrid 2012.

P. Pero sí se ha gastado mucho dinero en organizar competiciones. Eso se ha aprovechado al máximo.

R. Y, afortunadamente, el éxito de esas organizaciones se ha convertido en uno de nuestros mejores avales.

P. Pero eso ha sido fundamentalmente por la aportación de empresas, porque la inversión siempre es problemática.

R. Siempre hemos tenido, lo que yo agradezco muchísimo, una complicidad alta con la sociedad. En el proyecto olímpico de Madrid están presentes los empresarios, los sindicatos, los agentes sociales... Y las empresas directa o indirectamente vinculadas con el deporte han participado de forma extraordinaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004