Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | NBA

Los Lakers eliminan a los Spurs con un curso defensivo

Los Lakers de Los Ángeles aparecieron con todo su arsenal y eliminaron a los Spurs de San Antonio en el sexto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste (88-76). Los Spurs, actuales campeones de la NBA, se encontraron con la hermética defensa de un equipo famoso por su ataque. Esta vez, Kobe Bryant, Shaquille O'Neal, Karl Malone y Gary Payton dieron un curso defensivo, en la línea que ha marcado la serie entre los dos equipos. Los Lakers sólo permitieron un 30% de acierto en el tiro a los Spurs, que sólo anotaron el 13% en el último cuarto. La conexión Tim Duncan-Tony Parker no funcionó. Después de abrumar a los Lakers en los dos primeros partidos, saldados con victorias del equipo de San Antonio, Parker se desplomó en los siguientes cuatro enfrentamientos. Y Duncan se encontró con el oficio y el corpachón de Karl Malone, que aplicó todo sus trucos para detener al espléndido ala-pívot de los Spurs. Esta vez, Duncan anotó 20 puntos, pero necesitó 18 lanzamientos para lograrlos.

Después de una temporada infernal, salpicada por los problemas de Bryant con la justicia y la falta de cohesión general del equipo, los Lakers han reaccionado en el momento decisivo de la temporada, cuando la mayoría de los expertos consideraban que no había futuro para ellos. Con su victoria se convierten en el octavo equipo que logra superar el 0-2 de desventaja. Lo han conseguido sin gran juego, anotando pocos puntos, sin la creatividad que se espera de un conjunto que tiene a cuatro estrellas de primer orden. Pero hasta donde no les llega el juego les alcanza el carácter competitivo. Sólo así se explica su triunfo sobre los Spurs, que habían ganado 17 encuentros consecutivos antes de su derrota, el pasado miércoles, en el quinto partido frente a los Lakers.

En el momento de la verdad, Bryant anotó 26 puntos -12 en el último cuarto-, O'Neal añadió 17 y 19 rebotes -y cinco tiros libres convertidos en el último cuarto- y Payton olvidó todas sus frustraciones para conseguir 15 puntos y siete asistencias. Aunque Ginobili funcionó nuevamente como un auténtico reloj, con 21 puntos, el destino de los Spurs estaba en manos de Duncan y Parker, que habían protagonizado los dos primeros partidos. Parker sólo anotó cuatro de 18 lanzamientos, el signo de la derrota de su cuadro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004