Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PAU GASOL | Jugador de los Grizzlies de Memphis | BALONCESTO | NBA

"No recibo el crédito que merezco"

El más difícil todavía es consuetudinario en la corta pero vertiginosa carrera de Pau Gasol. No pasa año en el que no se apunte un éxito que una gran mayoría de los jugadores del baloncesto mundial sólo pueden soñar. Esta temporada ha llevado a su equipo, los Grizzlies de Memphis, a las eliminatorias finales de la NBA por vez primera en su historia. El próximo reto del pívot (Sant Boi, Barcelona; 1980) es debutar en los Juegos Olímpicos y lograr una medalla con la selección española.

Pregunta. Su curso ha sido bueno, pero le ha faltado la guinda. Los Spurs les barrieron.

Respuesta. Cierto, todo podía haber acabado mejor. Me dejó un mal sabor de boca ese 4-0, pero espero que nos sirva de experiencia positiva y que hayamos aprendido a encarar mejor este tipo de partidos.

"Jugar con la selección y en la NBA es exigente y cansado, pero a mí me motiva la selección"

"Hay muchos egos en la NBA. Las ideas deben estar claras. Cada uno debe conocer su papel"

P. Físicamente, parece que está más cachas.

R. Eso me dicen.

P. ¿A qué se debe?

R. A todo un poco: a la alimentación, a las pesas..., a la evolución de mi cuerpo. Es una recompensa al trabajo.

P. ¿No le sorprende haber ganado tanta masa muscular?

R. No. Mientras todo esté controlado para no perder otras cualidades, no hay problema. La fuerza es muy importante en una competición de la exigencia de la NBA.

P. Jerry West [presidente de operaciones de los Grizzlies] afirma que dentro de cinco años serán campeones.

R. Ojalá. La aspiración es continuar nuestra progresión.

P. Los Grizzlies ejercieron la opción para prolongar su compromiso por un año más, hasta el verano de 2005, pero les interesa negociar ahora el que será su primer contrato no sujeto a los límites salariales para los jugadores procedentes del draft y evitar así que se pueda convertir en agente libre. ¿Va a ser peliaguda la negociación?

R. No creo que vaya a ser fácil. La normativa cambiará el año que viene. Los propietarios renegociarán con el sindicato de jugadores. Es un poco compleja la situación. Pero espero estar ya renovado para entonces.

P. Se habla de que le van a ofrecer 60 millones de dólares por seis años.

R. No me han ofrecido nada ni pueden decir nada hasta agosto.

P. En cualquier caso, su intención es firmar un contrato de larga duración.

R. Sí porque, si firmas un contrato largo, lo mantendrás, estés donde estés, con las mismas cantidades. Me interesa firmar ese contrato largo.

P. Afirmó que su nuevo contrato debe servir para ganar más respeto. ¿Acaso no lo tiene?

R. Bueno, siempre puedes tener más. Hay muchos egos en la NBA. Es complicado. Las ideas deben estar claras y bien establecidas. Cada uno debe conocer su papel. A veces, hay dudas. No recibo todo el crédito que merezco. Deseo que el equipo me ayude a continuar creciendo y obteniendo mejores resultados.

P. Después de disputar 240 partidos de forma consecutiva se perdió cuatro por lesión. ¿Se obsesionó con eso?

R. Seguí más lo que me decía el corazón que el cerebro y me arrepentí. Necesitaba un mes de descanso y estuve apenas una semana sin jugar. Y contra Dallas y Minnesota jugué con un problema en un pie que he arrastrado el resto de la temporada.

P. ¿Cuando ha sufrido más?

R. En los play-offs. Me habría gustado estar mejor, tanto personalmente como a nivel colectivo.

P. ¿Cuáles son sus jugadores favoritos?

R. Garnett y Duncan.

P. ¿Por tiro?

R. Stojakovic.

P. ¿En dirección del juego?

R. Jasson Kidd

P. ¿En el rebote?

R. Ben Wallace.

P. ¿En fuerza?

R. Shaquille O'Neal.

P. ¿En inteligencia?

R. Mmm... Battier.

P. ¿En eficacia?

R. Garnett.

P. ¿El más divertido?

R. Outlaw.

P. ¿Alguno le ha puesto especialmente nervioso?

R. Ahora no. En su día, Michael Jordan.

P. ¿Qué le está pareciendo la fase final?

R. Me ha sorprendido Miami. Hay mucha igualdad. Están más fuertes los equipos en casa y tal vez ése pueda ser un factor determinante. Veo con más posibilidades a los Lakers tras haber eliminado a los Spurs. Sacramento no me convence mucho. Depende mucho de Stojakovic y de Bibby y su defensa no es como para ganar el campeonato.

P. ¿Su próximo desafío?

R. El siguiente paso es estar a un nivel alto en los play-offs y acudir al All-Star, que sería muy gratificante.

P. Si ficharan a un 5 de categoría...

R. Me ayudaría. Tendría menos presión reboteadora, podría jugar más desde fuera e intimidaría desde mi posición.

P. ¿Qué opina del relevo en la dirección técnica de la selección española?

R. Ha sido una sorpresa. Nadie se lo esperaba, sobre todo cuando falta tan poco tiempo para los Juegos Olímpicos. Moncho López demostró que sabía llevar el grupo deportiva y humanamente. Pero los Juegos no dependen de un individuo. Somos los subcampeones de Europa y nuestras aspiraciones serán máximas.

P. ¿Qué sabe de Mario Pesquera?

R. Como entrenador, no le conozco.

P. ¿Tiene clavada una espina por su ausencia en Sidney 2000?

R. Haber estado allí habría sido una apuesta del seleccionador y me habría hecho mucha ilusión. Pero ahora hay más garantías de hacer un buen papel. Jugar con la selección y en la NBA es exigente y cansado, pero a mí también me motiva la selección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004