Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 37ª jornada de Liga

El Athletic vuelve a Europa tras ganar a un desangelado Osasuna

El Athletic se aseguró ayer una plaza en la UEFA después de demostrar durante la temporada su regularidad sobre el campo. Regular en defensa, regular en el mediocampo y en el ataque, los de Bilbao deambularon por El Sadar con un fútbol irrelevante, cansino y falto de ideas. Más que regular, los de Valverde pecaron de malos. Les bastaron dos jugadas a balón parado para vencer a un desangelado Osasuna, que disputó un partido sin tensión.

Entre la desidia y el conformismo, ambos equipos se contagiaron su abulia, con dos centros del campo inexistentes y unas bandas desaprovechadas, la pelota circulaba extrañamente desorientada. La primera mitad resultó especialmente anodina, con un desprecio total por el fútbol y muy pocas ocasiones. La primera, generada por un despeje pésimo de Elía que rebotó en el central Josetxo y a punto estuvo de colarse en su propia meta. Después, un gol anulado a Ezquerro por fuera de juego y un disparo a la cruceta de Valdo pusieron la nota futbolística a un período de trote cochinero y nulos argumentos.

OSASUNA 1 - ATHLETIC 2

Osasuna: Elía; Expósito (Mateo, m. 28), Cuéllar, Josetxo (Muñoz, m. 38), Antonio López; Puñal, Alfredo; Gorka García, Palacios (Aloisi, m. 86), Valdo; y Bakayoko.

Athletic: Aranzubia; Iraola, Prieto, Murillo, Del Horno; Etxeberría (César, m. 89), Orbaiz, Tiko, Yeste (Bordas, m. 83); Jonan García (Urzaiz, m. 58) y Ezquerro.

Goles: 0-1. M. 47. Yeste transforma un libre directo.

0-2. M. 62. Falta botada por Tiko que cabecea Urzaiz.

1-2. M. 89. Valdo resuelve de tiro cruzado superando la estirada de Aranzubia.

Árbitro: Pérez Burrull. Amonestó a Yeste, Cuéllar, Tiko y Muñoz.

17.542 espectadores en El Sadar. Se tributó un homenaje a César Palacios, el capitán de Osasuna, tras su anunciada marcha del club al final de la temporada.

MÁS INFORMACIÓN

A balón parado se resolvió el encuentro. Primero, Yeste, que contrarresta su indolencia con una enorme calidad y, posteriormente, el recién estrenado Urzaiz, tras un saque de falta botado por Tiko, rompieron un partido en el que teóricamente, no había lugar a los goles. Los que especulaban con un amaño o con una ayudita por parte de los navarros se equivocaron. Sólo la ausencia de intensidad de los equipos impidió que el marcador resultara escandaloso. Osasuna, con una defensa de circunstancias, pudo haberse llevado algún gol más si la delantera de los rojiblancos se hubiera mostrado operativa. Pero no. Los visitantes tiraron por el camino del medio, el de la ramplonería y el mal juego, para desacreditarse a sí mismos. Valdo, uno de los pocos efectivos osasunistas que rindió sobre el terreno de juego junto a Antonio López, acortó las distancias al resolver limpiamente un cara a cara con Aranzubia. Corría el minuto 89 y, en el descuento, los de Aguirre malgastaron dos oportunidades

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004