Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Científicos de Málaga miden la tolerancia de los bosques al estrés ambiental

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga está estudiando los genes de varios tipos de árboles para analizar, entre otros aspectos, el estrés ambiental al que están sometidos en la zona donde se encuentran. Este equipo, dirigido por el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Francisco Cánovas, participa con otros grupos europeos en la labor de aislar los genes del árbol para analizarlos después con detalle, informaron fuentes de la Universidad de Málaga.

En concreto, el grupo que dirige Cánovas trabaja en la denominada "genómica funcional", que consiste en extraer el ADN del árbol para aislar sus genes, caracterizarlos en un tubo de ensayo y estudiar el modo en que interactúan unos con otros. Mediante este procedimiento, los científicos ahondan en estudios relacionados con la producción de la madera, el desarrollo de los bosques, el crecimiento de los árboles o los problemas de decaimiento forestal.

Ello se debe a que los genes determinan las características anatómicas y funcionales de una especie, pero sus actividades vitales dependen de la interacción de sus genes con los factores ambientales que le rodean.

Los científicos miden la forma en que se expresan los genes de determinadas especies en distintas condiciones ambientales para averiguar, por ejemplo, el efecto de la sequía o una excesiva humedad. El resultado puede dar lugar a una selección de especies para plantar en esos lugares concretos, de modo que se desarrollen mejor y soporten el estrés ambiental al que están sometidas, por lo que el interés del estudio es tanto ecológico como económico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004