Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Menos gas en las cuentas eléctricas

Endesa cifra en 68 millones el efecto 'precio del combustible' en 2004

El crecimiento de los precios del carbón importado y de los fletes preocupa más al sector eléctrico que el alza de los precios del petróleo y el gas (fuertemente indexado al del crudo). Aunque sus ingresos en España no van a variar en función de los precios del combustible, al estar prácticamente prefijados por la tarifa tanto en el mercado regulado como en el libre, sus cuentas sí lo van a notar, al registrar unos mayores costes de producción.

Fuentes de Endesa señalan que "ante la subida de los precios internacionales del carbón y dentro de la política de gestión de riesgos adoptada en el Negocio Eléctrico Español, han ido cerrando los precios de las importaciones de carbón y de los fletes, así como del gas, para 2004, de modo que el aumento de precios de los combustibles en el presente año se verá muy amortiguado para Endesa, estimándose que el efecto precio quedará redudido a 68 millones de euros".

Casi un 25% del parque de generación en 2003 eran centrales de fuel y gas, pero su participación en el total de Gwh producidos fue del 11,8%

Los incrementos unitarios de los precios de los derivados del petróleo, de haber sido aplicados a las producciones térmicas de 2003, dicen en Endesa, hubieran supuesto unos sobrecostes de producción para el conjunto del sector eléctrico de 81 millones de euros, cifra en la que se incluyen 33 millones correspondientes a Baleares y Canarias.

Hay que matizar, sin embargo, que la generación de electricidad en España se realiza en función de la demanda y mediante la entrada en servicio de las distintas centrales -hidraúlicas, nucleares, carbón, fuel, gas...- en función de un orden creciente de menor a mayor coste de producción. De hecho, aunque casi un 25% del parque de generación en 2003 correspondía a centrales de fuel y gas, su participación en el total de gigavatios-hora (Gwh) producidos en el ejercicio fue sólo de un 11,8%.

Un informe del despacho de Mariano Aguayo, señala que en el caso de Endesa sólo el 6,7% de los Gwh generados en 2003 lo fue con derivados de petróleo. "El coste de un Gwh ronda los 50.000 dólares para el fuel y los 43.000 para el gas (suponiendo un rendimiento del 38%). Es decir, el coste de los aprovisionamientos de derivados del petróleo ronda los 230 millones de dólares. Un incremento en el precio medio anual de un dólar por barril, es decir un 3%, supone una disminución de sus resultados anuales de 7 millones de dólares". Cifra que habría que aumentar con la producción de Endesa en América Latina, donde además la participación del fuel y el gas en la producción es mayor.

A Unión Fenosa, que en 2002 cifró su producción con fuel y gas en 1.536 Gwh, el incremento de un dólar por barril le supone, según el estudio de Aguayo, reducir en 2 millones de dólares en su resultado bruto.

La repercusión del mismo incremento en Iberdrola, según los citados expertos, sería una merma de 3,6 millones de dólares en su resultado bruto. Iberdrola, en su informe anual, cifró en 2.436 Gwh su producción a partir de fuel y gas en 2003.

Estas cifras pueden ser mucho mayores este año y los próximos por la incorporación de nuevas centrales de ciclo combinado (queman gas).

Escaso peso del petróleo y el gas

En la generación de electricidad en el primer trimestre de este año, las centrales de ciclo combinado y de fuelóleo-gas representan el 8,3% de la producción total.

Los analistas de Urquijo Bolsa y Valores aconsejan acumular, aunque los de Ibersecurities apuestan por la venta, ya que no podrá repetir la buena marcha de beneficios que registró en el primer trimestre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2004

Más información