OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Una demanda de la sociedad

Por fin tenemos confirmación de la política restrictiva que en materia de horarios comerciales pretende aplicar el Gobierno de Zapatero de la mano de Jesús Montilla. Si ya era conocida la postura contraria del ministro de Industria, Turismo y Comercio a la liberalización de horarios comerciales, ahora ya es oficial a través de las manifestaciones que recientemente han publicado algunos medios.

Pero lo que más me sorprende de los argumentos que Montilla ha esgrimido para justificar su, a mi juicio, retrógrada posición es que sostenga que dicha liberalización "no es una demanda de la sociedad". ¿Qué quiere el señor Montilla, una manifestación en la puerta de su casa de mujeres trabajadoras, otra de familias monoparentales y una más de matrimonios jóvenes de rango salarial medio-bajo, por ejemplo? ¿Sería entonces cuando se daría cuenta de que la plena liberalización es una demanda de la sociedad?

Da la impresión de que a la clase política de este país lo único que les sirve para tomar conciencia de cuáles son las necesidades de los ciudadanos son las manifestaciones, movilizaciones y decenas de cajas con cientos de miles de firmas. ¿Dónde está la sensibilidad que como dirigentes políticos han de tener para determinar cuáles son dichas necesidades?

El pasado 2 de mayo, Día de la Madre, los centros comerciales que decidieron y pudieron abrir recibieron la visita de decenas de miles de consumidores, y eso se viene repitiendo cada domingo y festivo hábil para el comercio. Ésa es la mejor de las manifestaciones para que de una vez por todas tomen conciencia de lo que queremos los españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50