Distribución o contenidos, o ambos

News Corp, de Rupert Murdoch, ha hecho varios intentos en el pasado para expandir su imperio en el ámbito de los programas y de la distribución. Otros, como Viacom, prefieren concentrar su estrategia hacia los contenidos y no hacer intentos de integración vertical del negocio. La oferta de compra lanzada por Comcast sobre Disney, según sus mentores, no podía encajarse en una u otra estrategia, pero lo cierto es que fue un intento agresivo hacia la integración vertical de su negocio de cable.

Los movimientos se suceden en la industria del entretenimiento y de los medios de comunicación en EE UU. Pero muchas operaciones no terminan de cuajar. La última protagonista que ha salido a escena Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). El gigante japonés Sony, en un consorcio integrado por los grupos financieros Texas Pacific y Providence Equity, estaría estudiando la posibilidad de hacerse con su amplia videoteca adquiriendo toda la compañía. Una condición que puso MGM cuando en su día Time Warner mostrara interés por sus 4.000 títulos cinematográficos y series de televisión.

La intenciones de Sony y de sus dos socios se conocieron en Wall Street un día después de que la autoridad reguladora estadounidense aprobara la fusión entre la cadena NBC -propiedad de General Electric- y la filial de entretenimiento de Vivendi. La clave en el éxito de esta operación está en la actitud que adopte el magnate Kirk Kerkorian para desprenderse de las acciones que controla (74%) en MGM desde 1996. Las negociaciones con Sony podrían servir de combustible para hacer subir el valor de sus títulos si se animan otras candidatas al baile, como Time Warner. El simple rumor de que los japoneses estarían interesados en la compañía disparó sus acciones un 12,3% en pocos minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50