Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura y Presidencia inician los cambios en el Consell después de lograr Camps el liderazgo del PP

La Generañitat subvenciona con 250.000 euros a la secesionista Academia de Cultura

El Consell aprobó ayer, en el inicio de la precampaña electoral al Parlamento Europeo, una subvención de 250.000 euros a la secesionista Academia de Cultura Valenciana. La ayuda servirá para financiar una segunda edición del diccionario valenciano editado por la ACV, para elaborar un corrector informático y un diccionario en Internet. El apoyo a esta entidad, que defiende el secesionismo lingüístico del catalán y no acepta los criterios de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, es inferior este año a los 430.000 euros concedidos por la Generalitat el año pasado.

El portavoz asegura que "éste no es un gobierno sectario como otros"

El Ejecutivo presidido por Francisco Camps volvió ayer a realizar nuevos guiños a los sectores blaveros que defienden el valenciano como lengua diferente del catalán. Así, el Consell aprobó un convenio con la Real Academia de Cultura Valenciana por el que la consejería que dirige Esteban González Pons subvencionará con 250.000 euros las actividades de la citada asociación. Actividades que incluyen "el Día de la Lengua y Cultura Valenciana", el segundo "Seminari Internacional de Llengües Minoritàries", una página web, la segunda edición del Diccionario de la RACV, Corrector informático y Diccionario en Internet, así como otro tipo de actividades y publicaciones.

En la misma reunión, el Gobierno valenciano aprobó los estatutos de la Universidad de Alicante, después de suprimir el término "catalán" de la redacción inicialmente aprobada por el claustro universitario.

Además, el Consell reordenó, a propuesta del consejero de Cultura y Educación, Esteban González Pons, el organigrama del departamento y acordó suprimir las competencias de Política Lingüística de la dirección general de Política Lingüística y Patrimonio Cultural Valenciano que se queda con esta última competencia.

David Serra, que ocupaba esta dirección general ahora vacante, es ascendido a la secretaría autonómica de Cultura que ocupaba Consuelo Ciscar, quien es designada para dirigir el IVAM en sustitución de Cosme de Barañano.

Fuentes de Presidencia indicaron, posteriormente, que la secretaría autonómica que ocupará David Serra se denominará ahora de Cultura y Política Lingüística y que, por error, no se incluyó la nueva denominación en las notas oficiales.

El consejero de Presidencia y portavoz, Alejandro Font de Mora argumentó que pensar que las decisiones adoptadas ayer por el Consell implican que la normalización lingüística ya no tiene la misma prioridad para el gobierno es "un razonamiento traído por los pelos". "Al contrario", prosiguió Font de Mora, "la política lingüística sube de rango. Ahora pasa a ser asumida por una secretaría autonómica". "El valenciano aumenta su valor" en el organigrama del Consell, sentenció Font de Mora.

Respecto a las ayudas concedidas a la Academia de Cultura Valenciana, una de las entidades que más se han caracterizado por sus actividades secesionistas, el consejero portavoz se escudó en que "éste no es un gobierno sectario como otros" y recordó que también se subvenciona a la Associació d'Editors del País Valencià. Ayer, el Consell también amplió el convenio existente entre la Consejería de Cultura y el Colegio Notarial de Valencia por el que la Administración aportará 18.000 euros y los notarios otros 6.000 para el funcionamiento de una oficina de promoción de uso del valenciano, la adecuación de materiales informáticos y una campaña de difusión del uso del valenciano en el ámbito de los profesionaleas de la notaría.

En la remodelación efectuada por el consejero de Cultura y Educación y aprobada por el Consell también se decidió crear la dirección general de Deportes. Un cargo que se suma a la secretaría autonómica de Deportes, que ocupa José Emilio Cervera, persona del entorno de Eduardo Zaplana.

La nueva dirección general de Deportes será ocupada por Concepción Gómez Ocaña, hasta ahora consejera de Cultura y Deporte de las embajadas de España en Italia y Grecia y que en la anterior legislatura fue directora general de Centros de la Consejería de Educación.

Fuentes del PP apuntaron que la creación de esta dirección general se habría realizado en previsión de que José Emilio Cervera pudiese abandonar la Administración valenciana en un futuro próximo.

Por otra parte, el Consell autorizó ayer la firma de un convenio con la Autoridad Portuaria de Valencia para ampliar los trabajos de descontaminación de lodos del antiguo cauce del río Turia en la zona de la desembocadura. El objetivo es extraer, con un presupuesto de 2,5 millones de euros, un total de 1.600 toneladas de material seco peligroso y otras 15.000 toneladas de material no peligroso.

Reforzar el control al PSOE

"Vamos teniendo indicios de que los intereses valencianos corren serio riesgo. No hay ninguna decisión del Gobierno donde se prevea un trato positivo para la Comunidad Valenciana". Con esta argumentación, el consejero de Presidencia justificó ayer el nombramiento de José Marí como nuevo secretario autonómico de Política Institucional. Marí, natural de Segorbe y subsecretario del Ministerio de Trabajo con Eduardo Zaplana, ocupó cargos de responsabilidad en el Ministerio de Administraciones Públicas y será el encargado de impulsar las relaciones con el Estado.

La entrada del nuevo secretario autonómico obligó ayer al Consell a modificar la estructura de gobierno, ya que Marí dirigirá el gabinete jurídico de la Generalitat, la dirección general de Relaciones con las Cortes, el secretariado del Gobierno y la delegación de la Comunidad Valenciana en Madrid; así como las relaciones de la Administración del Consell con la Administración general del Estado y de las demás comunidades autónomas.

El nuevo fichaje, que contará con un subdirector del gabinete jurídico con rango de director general pendiente de nombrar, entrará con rango de vicepresidente en la comisión de Secretarios autonómicos y subsecretarios y se incorporará a la comisión delegada del Consell para Asuntos Económicos.

La primera misión de Marí será la de preparar, junto con otros miembros del gabinete, la entrevista que mantendrá el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, con el ministro de Administraciones Públicas, el socialista Jordi Sevilla, el próximo lunes.

El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, achacó ayer la remodelación del área de Presidencia de la Generalitat a que Francisco Camps tiene "un complejo de inferioridad con respecto a las posiciones de otras comunidades autónomas y ahora lo demuestra también con respecto al Gobierno de la nación". Pla consideró "muy triste" que Camps "tenga sólo como argumento político ser el ariete frente a Madrid, porque es distinto al suyo, y en esa línea demuestra un cierto complejo desde que es presidente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2004

Más información