Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados en Miami 900.000 euros en climatizadores enviados desde Madrid

Los aparatos de aire tenían como destino Colombia y Venezuela

Agentes aduaneros del aeropuerto de Miami (Estados Unidos) han descubierto salidas ilegales de fuertes sumas de dinero de España, oculto en aparatos de aire acondicionado, con destino a Colombia y Venezuela. Dos de estas partidas, por valor de 900.000 euros, fueron decomisadas a fines de febrero pasado en Miami, procedentes del aeropuerto de Barajas, en Madrid, y cuyo destino final era Cali (Colombia), según fuentes de la investigación, que no descartan que el destino del dinero fuese el pago de drogas.

Los equipos de climatización con el dinero dentro disponían de las oportunas autorizaciones, la Declaración Única de Exportación (DUE). La Agencia Tributaria, informada del decomiso de dos de las partidas de aparatos por la policía aduanera de Miami, abrió un atestado y trasladó los hechos a la justicia por si son constitutivos de un delito de contrabando (sacar más de 18.000 euros del país sin autorización), si bien los investigadores creen que el mismo puede estar unido a otro de tráfico de drogas a gran escala.

Según fuentes cercanas a las pesquisas, estas partidas proceden de una empresa de climatización radicada en las inmediaciones de la madrileña estación de Atocha. El destinatario en Colombia de los aparatos que ocultaban el dinero era Gustavo R., quien debía recoger la mercancía en el aeropuerto de Cali. Pero además los investigadores disponen de información que revela que también se han remitido partidas de dinero en aparatos de aire acondicionado a Venezuela. De hecho, los agentes aduaneros de EE UU han descubierto que partidas de estos aparatos, similares a los decomisados en Miami, habían pasado por aeropuertos de Florida con destino a Caracas (Venezuela).

Partida a Venezuela

Se sabe con certeza que, al menos, una partida de aparatos llegó a Caracas también a fines del pasado febrero y que en ella iban cerca de 150.000 euros. Cuando los agentes norteamericanos trataron de aprehenderla, descubrieron que esta partida ya se dirigía a Venezuela. Se avisó a las autoridades de Caracas y se hizo un seguimiento de los aparatos, en los que se descubrieron los 150.000 euros.

La empresa que había exportado desde Madrid estos equipos era la misma que la de los otros decomisados en Miami y procedían del mismo fabricante español. La policía antidroga de Venezuela se hizo cargo de la investigación e interrogó al receptor de la mercancía. Éste comentó que el remitente de los equipos de aire era una persona residente en Madrid, aunque de nacionalidad colombiana, llamada Alberto, y que era representante de la empresa Servicios Generales de Climatización.

De momento, la policía de Miami y la venezolana se han incautado de más de un millón de euros procedentes de estas partidas, si bien se sospecha que con anterioridad han podido colarse una veintena más. El tal Alberto y una compañera sentimental suya están siendo buscados ahora en España e Iberoamérica. "Está claro que el método es totalmente ilegal y que esos DUE carecen de plena validez: sólo amparaban la salida de los equipos de aire, pero en ningún caso la fuga de capitales con fines supuestamente ilícitos", destacan fuentes de la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004