Seis jóvenes se sientan en el banquillo por romper la mano de la Cibeles

Hoy comienza el juicio contra los seis acusados de mutilar el monumento en 2002

El Juzgado de lo Penal número 14 de la capital acoge desde hoy el juicio contra los seis jóvenes que están acusados de arrancar la mano izquierda de la estatua de la Cibeles en septiembre de 2002. El ministerio fiscal ha solicitado penas de cárcel que oscilan entre uno y dos años, ya que les acusa de un delito contra el patrimonio histórico.

El fiscal mantiene que los hechos se produjeron en la madrugada del 21 de septiembre de 2002, cuando Rodrigo J. L., entonces de 22 años, acudió junto con los otros cinco inculpados a la plaza de Cibeles. En circunstancias desconocidas, arrancó la mano izquierda del monumento. Después se montaron en el coche en el que habían acudido y huyeron del lugar a toda velocidad.

Durante los días siguientes, prosigue el escrito, contactó con los demás acusados para hacer desaparecer la mano, cuyo peso es de seis kilos, para impedir así que se descubriera su participación en los hechos. Arrojaron el pedazo pétreo a un contenedor de escombros que estaba en el número 32 de la calle de Calero Pita, en el barrio de Entrevías (Puente de Vallecas). Antes lo habían envuelto en papel higiénico e introducido en una caja de cartón para que no se estropease ni quedase a la vista de los viandantes.

Agentes de la comisaría de Centro detuvieron cuatro días después de los hechos a los implicados. Los arrestados reconocieron su participación en el caso y señalaron que estaban ebrios cuando ocurrió el incidente. El fragmento de la escultura nunca se recuperó, pese a que fue buscado en diversos vertederos.

23.918 euros

Los daños provocados en la estatua ascienden a 23.918 euros y los hechos, según el fiscal, son constitutivos de un delito contra el patrimonio histórico. Por ello, pide una condena de dos años de cárcel y una multa de 2.700 euros para Rodrigo J. L., y de un año de prisión para los otros cinco encausados: Javier Mariano L. M., José C. P., Josué R. D., Gaspar C. G. y Jorge N. R. Todos ellos, también de 22 años cuando ocurrieron los hechos, deberán indemnizar solidariamente al Ayuntamiento con el importe de los daños causados, agrega.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La acusación que ejerce el Ayuntamiento de Madrid coincide en el relato de hechos, pero pide una pena de 20 meses de cárcel y 1.260 euros para Rodrigo y de un año de prisión y 1.080 euros para los demás. Coincide con el fiscal en la indemnización solicitada para el Consistorio. La acusación popular, ejercida por el Colectivo Cultural Utópicos Unidos, pide un año y ocho meses de cárcel para los jóvenes y la prohibición de que participen en eventos deportivos, además de 5.040 euros de multa.

La mano de Cibeles fue restaurada el 6 de noviembre de 2002, gracias a una réplica realizada por el escultor José Luis Parés y que costó al erario madrileño 30.000 euros. El Ayuntamiento de Montesclaros (Toledo) regaló a Madrid un bloque de 590 kilos de mármol cárdeno para reparar la mano de Cibeles, el mismo material que empleó Ventura Rodríguez para la estatua.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS