Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV mantiene su promesa de no construir la cárcel en Albocàsser

Los grupos parlamentarios autonómicos debatirán el jueves, entre otras cosas, la propuesta presentada hace seis meses por el PSPV con el fin de instar al Gobierno a cambiar la ubicación de la cárcel que se pretende construir en el municipio castellonense de Albocàsser. El grupo parlamentario socialista presentó en octubre una iniciativa por la que se pedía a las Cortes que instara al Consell a solicitar la anulación del convenio firmado en julio de 2003 entre Instituciones Penitenciarias y el Ayuntamiento de Albocàsser para la construcción de la cárcel.

El diputado y secretario comarcal del PSPV en el Maestrat, Adolf Sanmartin, aseguró ayer que los socialistas mantendrán su promesa de evitar la construcción del centro penitenciario en la comarca y que no variarán su postura en el debate del jueves. "Los programas electorales están para cumplirlos", mantuvo Sanmartín, quien precisó que la promesa no limita a Albocàsser la negativa a albergar la cárcel, sino que se refiere a toda la comarca.

El importante impacto que la construcción y funcionamiento de un centro de estas características es el argumento principal de los socialistas. Albocàsser cuenta con una población de menos de 1.500 habitantes y las previsiones apuntan a que la cárcel podría albergar 1.000 presos y 500 funcionarios. La iniciativa de los socialistas se refiere al ambiente de inseguridad que el centro penitenciario generaría en la comarca. El impacto visual, paisajístico y demográfico es otro de los motivos que argumentará el PSPV ya que el proyecto prevé una construcción de 90.000 metros cuadrados que incluyen una torre de vigilancia de 70 metros de altura.

Beneficios mínimos

Los socialistas también mantendrán la exposición de sus dudas sobre el posible beneficio de su instalación ya que, al margen de una primera revaloración de los terrenos del municipio, consideran que, una vez en funcionamiento, "los beneficios para la comarca serán mínimos ya que una cárcel funciona, prácticamente, de manera autosuficiente", según Sanmartin. Además, el socialista recordó que no existe ningún convenio que recoja posibles contraprestaciones prometidas por el PP. Entre el argumentario se encuentra también el impacto que la construcción supondría para el desarrollo de una actividad como el turismo rural, que en la comarca se desarrolla desde hace más de una década.

La oposición a la apertura de una cárcel en El Maestrat fue uno de los temas que se trató ayer en la reunión que mantuvieron los diputados autonómicos de Castellón, presidida por el vicepresidente de las Cortes, Joaquim Puig, para reorganizar el trabajo en el parlamento autonómico después de un año de legislatura y tras las últimas elecciones. Puig anunció, además, que su partido elaborará un informe sobre la situación de la provincia y "los incumplimientos" del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004