Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Jim Cantalupo, presidente ejecutivo de McDonald's

El presidente ejecutivo de la cadena de hamburgueserías McDonald's, Jim Cantalupo, murió ayer, 19 de abril, a los 60 años de edad, de un paro cardiaco en Orlando (Florida), donde tenía previsto participar en una convención de la corporación estadounidense.

De su muerte informó en un comunicado Andrew McKenna, el presidente en funciones del consejo de administración de McDonald's. "Jim fue un hombre brillante que aportó gran liderazgo, energía y pasión en su trabajo", señaló McKenna, y agregó que deja una "honda huella" en la cadena.

Jim Cantalupo dedicó media vida a la compañía. Su ingreso en la corporación data de 1974 y un año después ya formaba parte de su ejecutiva. Fue designado presidente y director ejecutivo de la empresa en 1991, después de haber liderado las operaciones internacionales desde 1987. Estaba considerado como un gestor "brillante" e "innovador" y era una persona muy admirada por sus empleados.

Cantalupo, como otros ejecutivos en Estados Unidos, fue rescatado de la jubilación en enero del año 2003 con la misión de recuperar la eficiencia financiera de la multinacional tras tres años de caídas del valor de sus títulos en Bolsa y malos resultados en cuanto a las ventas. Y lo consiguió gracias a su capacidad de liderazgo y su visión del negocio.

En apenas un año fue capaz de rejuvenecer el negocio mejorando el servicio en sus 30.000 establecimientos de comida rápida y la calidad de su producto con nuevos menús bajos en calorías, lo que permitió recuperar las ventas en un mercado ya muy saturado.

El plan de revitalización que introdujo en julio de 2003 se tradujo además en un incremento del 54% en el valor de los títulos del gigante de las hamburguesas y de un 71% desde que él volvió a tomar las riendas de la compañía.

"Tenemos que crecer por ser mejores y no simplemente por tener más restaurantes", dijo entonces. Su mensaje fue captado por los inversores y ahora dan continuidad a su estrategia con la bendición de Charlie Bell, quien le sucederá en el cargo. A sus 43 años de edad, se convierte en el ejecutivo más joven que se pone al frente de la cadena McDonald's.

El estilo de Bell, de origen autraliano, y de Cantalupo es muy similar y comparten la misma visión del negocio. Además, Charlie Bell conoce bien lo que se cuece en las cocinas de McDonald's, lo que le da aún más credibilidad frente a los inversores.-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS