Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lluvias atraen una cifra histórica de flamencos a Fuente de Piedra

La Reserva Natural registra más de 36.000 aves acuáticas

El nivel de agua y la abundancia de alimento han hecho que casi 33.000 flamencos escojan esta primavera la laguna malagueña de Fuente de Piedra como lugar de residencia y de reproducción. Esta ebullición de vida ha convertido a la reserva natural en el mejor humedal del Mediterráneo, con 29 especies distintas, y prolongará la época de reproducción hasta el mes de agosto, según el delegado de Medio Ambiente de la Junta, Ignacio Trillo.

Hasta un mes antes del anillamiento, que viene realizándose cada verano, no sabrán en la Reserva Natural de Fuente de Piedra, 60 kilómetros al noroeste de la capital malagueña, la fecha exacta de la matriculación de los polluelos de flamenco que nacerán este año en el humedal. Sin embargo, el delegado de Medio Ambiente de la provincia, Ignacio Trillo, y el conservador Manuel Rendón, aseguran que las condiciones para la reproducción y la vida son óptimas.

Desde octubre de 2003 hasta finales de marzo cayeron en la zona 497 litros de agua por metro cuadrado, cantidad que supera en 17 la media de los últimos 30 años, según Trillo. La lluvias han cubierto 1.300 hectáreas de superficie y han situado el nivel de agua de la laguna próximo a los 70 centímetros. "Se ha generado una gran producción de biomasa, de zooplancton, lo que significa un boom de alimento para los flamencos", explica Rendón, "si lo unimos a que estamos en plena época de reproducción, éstos dos factores han hecho que lleguemos a esa cifra histórica de 32.928 flamencos".

Desde 1984, fecha en la que se comenzaron a censar las aves, es el número máximo que han registrado.La cifra más próxima se sitúa en 1996, con 4.000 flamencos menos y un nivel de agua similar. "Cuando hay sequía se van a alimentar a otro sitio después de la puesta", completa Rendón, como pasó en 1995, año en que la laguna estaba seca y no hubo ningún flamenco.

La reserva de Fuente de Piedra, que ha colaborado en proyectos como la conservación de flamencos del Caribe en Venezuela y en Colombia, participa en un estudio sobre las migraciones de los flamencos con investigadores de Francia, Turquía o Italia. El verano pasado, Rendón, acudió al primer anillamiento realizado en unas salinas turcas. "Tenemos referencias de varios ornitólogos del Parque Natural Delta del Ebro [Tarragona] que ya han observado flamencos que anillamos entonces", asegura el conservador, "los desplazamientos de estas aves son mucho más distantes de lo que podemos imaginar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2004