Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tecnología puntera para las víctimas de la violencia sexista

La lucha contra la violencia sexista es una de las prioridades de la Consejería de Justicia e Interior. Prada firmará hoy un convenio con los responsables del Instituto de Magnetoterapia de la Universidad Complutense de Madrid para desarrollar unos brazaletes que protejan a las víctimas de malos tratos. Una futura reforma de la legislación penal actual permitirá a los jueces que imponer a los maltratadores estos brazaletes a partir del 1 de octubre. Si se acercan a menos de 500 metros de sus víctimas, saltará un dispositivo de alarma.

Hasta el momento en el mercado no existe ningún dispositivo similar que emita señales de alerta en caso de que el supuesto agresor se lo quite, se quede sin batería o entre en una zona de baja frecuencia de emisión de ondas. El instituto tendrá que desarrollar en los próximos meses un nuevo sistema para que los jueces puedan disponer de él en octubre. La Comunidad financia estos estudios con 80.000 euros.

Pero no es la única medida de protección de las víctimas de malos tratos. La Consejería de Justicia e Interior ha destinado 21,4 millones de euros para diversos convenios con los colegios de abogados de Madrid y Alcalá de Henares y con el Colegio de Procuradores. Con esta cantidad, que es un 107% superior a la del año pasado, las víctimas de violencia sexista dispondrán de ayuda y asesoramiento letrado desde el primer momento. "No se escatimará ningún recurso para acabar con la violencia sexista", afirmó el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 2004