Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Barroso será el futuro secretario de Estado de Comunicación

El periodista fue jefe de gabinete de Maravall y ejecutivo de la FNAC

Miguel Barroso, periodista, será el secretario de Estado de Comunicación en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Barroso, de 50 años, experto en comunicación, fue jefe de gabinete del ministro de Educación José María Maravall y ha desarrollado la mayor parte de su actividad profesional en empresas privadas. En los últimos años ha sido vicepresidente de FNAC, principal distribuidor europeo de productos de ocio cultural.

El equipo del palacio de la Moncloa estará dirigido por cuatro secretarios de Estado

Durante la jornada de hoy y la de mañana José Luis Rodríguez Zapatero ultimará la elección de los responsables de todos los departamentos ubicados en el palacio de La Moncloa. Zapatero consultará con el que será el jefe de su gabinete, José Enrique Serrano; con la futura vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y con el economista Miguel Sebastián. Las decisiones afectarán al equipo que rodeará a Zapatero en La Moncloa, ya que la coordinación de la labor del Gobierno corresponderá a Fernández de la Vega, con la excepción del área económica, que dirigirá el vicepresidente segundo, Pedro Solbes.

Previsiblemente, el modelo definitivo tendrá cuatro pilares, cada uno de los cuales estará a cargo de un secretario de Estado: el jefe del gabinete del presidente, José Enrique Serrano; el jefe del equipo de estudios, Miguel Sebastián; la Secretaría de Estado de Comunicación y la Secretaría General de la Presidencia, que encabezará Nicolás Martínez Fresno. Zapatero ha decidido que la Secretaría de Estado de Comunicación la ocupe Miguel Barroso, zaragozano, licenciado en Historia y Derecho, que ha colaborado de manera intermitente con el PSOE desde los primeros gobiernos de Felipe González. En los últimos años desempeñó cargos ejecutivos en FNAC, primero en España y después en París, como vicepresidente. Con anterioridad fue redactor en EL PAÍS, en Diario de Valencia y en la agencia Efe, entre otras empresas informativas. Su especialidad está relacionada con la asesoría de comunicación.

Su colaboración, intensa, con Rodríguez Zapatero data del último año y ha sido directa y personal. En ese periodo ha asesorado también en diversas ocasiones a muchos miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE. Nadie discute su competencia profesional y a pesar de que en los últimos meses ha tenido roces con el equipo electoral del PSOE, por diferencias de criterio, el futuro presidente del Gobierno ha considerado que Barroso es la persona más adecuada para dirigir la estrategia de comunicación de su Ejecutivo con los ciudadanos. Profesionales de la información que han trabajado con él en el curso de los últimos veinte años destacan de él su amplísima cultura, su sentido creativo, su capacidad de trabajo y su capacidad de persuasión. Estos elogios se combinan con la apreciación de que su carácter puede ser excesivamente fuerte en algunos momentos. En todo caso, Zapatero tiene con él una gran sintonía.

El entorno del presidente

Pero Rodríguez Zapatero quiere también en ese área a profesionales que le han acompañado estos cuatro años en su trayectoria desde la oposición al Gobierno. Así, ha pedido al periodista Julián Lacalle, director de Comunicación del PSOE y amigo suyo desde hace muchos años, que ocupe la Dirección General de Información Nacional, que dependerá de la Secretaría de Estado de Comunicación. Habrá otra Dirección General de Información Internacional.

Zapatero quiere en su equipo de La Moncloa a Ángelica Rubio, asistente personal desde hace cuatro años. También estará la periodista y responsable del Observatorio de Medios de Comunicación del PSOE, Ángeles Puerta. Sus cargo y rangos, probablemente directoras generales, se determinarán en las próximas horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de abril de 2004