Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINION DEL LECTOR

Reflexión electoral de izquierdas

El resultado de las urnas el 14-M debe suponer un punto de inflexión al autoritarismo y la etapa de regresión de libertades que han supuesto largos años de gobiernos conservadores en España.

Espero que la ciudadanía haya comprendido que la manipulación de la información y la instrumentalización de los poderes públicos sí que han sido el modus operandi de la era Aznar y el peligro que puede suponer dar su confianza a un partido como el PP.

El objetivo fundamental para la izquierda en estas elecciones ha sido el derrocar a la derecha más reaccionaria de los últimos años y ser capaces de articular una alternativa de progreso, a poder ser plural. La polarización registrada durante la campaña electoral, agudizada tras los lamentables sucesos de Madrid, han hecho concentrar el voto de izquierda en el PSOE, que se ha alzado con la victoria más por errores ajenos que por méritos propios.

Como ha sucedido a lo largo de toda la historia, la izquierda comunista, a pesar de sus méritos y de situarse en la vanguardia, es la que vuelve a sangrar, para que sean otros quienes lideren la regeneración democrática y la recuperación del bienestar social.

Por eso pediría a los dirigentes del PSOE que sean de verdad de izquierdas, aun con el lastre de centro que existe dentro de su organización. Que cuenten con sus hermanos de la izquierda para transformar la sociedad a través de políticas y programas de corte socialista.

Aunque me permitirán que siga divagando en mis contradicciones y permanezca situado en el escepticismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004