Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lerma se perfila como portavoz del PSOE en el Senado

El senador Joan Lerma se perfila como portavoz socialista en la Cámara alta en sustitución de Juan José Laborda que, a su vez, es el probable presidente de la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado, clave para su reforma. El senador socialista vasco, Javier Rojo, será previsiblemente vicepresidente primero de la misma Cámara.

Estos nombramientos, pendientes de confirmar definitivamente por José Luis Rodríguez Zapatero, se encuadrarían dentro de la reforma del Senado para convertirlo en Cámara territorial, que pretende acometer el PSOE en esta legislatura como una de sus prioridades políticas en materia territorial.

Los tres presumiblemente candidatos tienen detrás una larga trayectoria en política autonómica que será muy útil para el PSOE si finalmente se impone la reforma del Senado. Lerma es un político veterano en el PSOE. Puso en marcha el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana y fue presidente de la comunidad desde 1983 hasta 1995, en que perdió las elecciones frente a Eduardo Zaplana, así como secretario regional del partido. Desde 1995 a 1996 fue ministro de Administraciones Públicas y senador. En los ocho años de Gobierno del PP ha sido portavoz en comisiones como las de Hacienda y Comunidades Autónomas del Senado.

Lerma sería, asimismo, el candidato del PSOE a la presidencia del Senado en el caso de que socialistas y populares no alcanzasen un acuerdo en el reparto de cargos y en los objetivos de la Cámara alta para esta legislatura. El PP dispone de la mayoría en el Senado, pero le han faltado cuatro escaños para alcanzar la mayoría absoluta.

Laborda, otro peso pesado

Juan José Laborda, senador por Burgos, es otro veterano del PSOE y ha sido su peso pesado en el Senado. Fue presidente de la Cámara alta desde 1989 a 1996 y desde entonces hasta ahora ha sido portavoz del PSOE. Como presidente del Senado, Laborda logró un pacto con todas las fuerzas políticas, en 1994, para la reforma reglamentaria de la Cámara alta, de la que surgió la Comisión General de Comunidades Autónomas, planteada como embrión de lo que debería ser el Senado como Cámara territorial.

En 1996 activó la ponencia de reforma constitucional del Senado para convertirlo en Cámara territorial, pero fracasó en el intento, tras la decisión de José María Aznar, en 1998, de que el PP, que entonces disponía de mayoría absoluta en el Senado, se descolgase de la reforma constitucional.

Javier Rojo, senador por Álava, ha sido vicepresidente de la Cámara alta en la última legislatura. Es un político muy comprometido en el conflicto territorial del País Vasco y con una amplia cultura autonómica. Secretario de Relaciones Institucionales en la Ejecutiva Federal del PSOE es una persona muy próxima a José Luis Rodríguez Zapatero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004