Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal obliga a cerrar el puerto de Sagunto y a cortar 4 carreteras

La lluvia causa un accidente de coche con un muerto en Santa Pola

Una víctima mortal en un choque frontal de dos vehículos en Santa Pola (Alicante), el cierre al tráfico marítimo del puerto de Sagunto, cuatro carreteras cortadas y otras diez por las que sólo se podía transitar con cadenas, fuerte oleaje y rachas de viento fue el retrato del temporal ayer en la Comunidad Valenciana. Los bomberos de Valencia realizaron más de 20 servicios sólo por intervención en vía pública a consecuencia de las precipitaciones en la ciudad. Las previsiones para hoy mantienen la persistencia del temporal.

Un hombre de 24 años falleció ayer y otras cuatro personas resultaron heridas de carácter grave (dos varones, de 21 y 48 años, y dos mujeres de 33 y 57) en la N-332 a la altura de Santa Pola (Alicante) al chocar frontalmente dos turismos, según el Centro de Gestión de Tráfico. El accidente ocurrió a las 8.20, en el kilómetro 89,550 y al parecer por el estado de la calzada. Fue la más grave de las consecuencias del temporal que azota la Comunidad Valenciana desde hace cuatro días.

El tráfico se complicó especialmente tras el corte de cuatro carreteras, dos en Valencia y dos en Castellón, además de las 10 vías secundarias que obligaban al uso de cadenas tras las precipitaciones de nieve y el hielo en la calzada por las bajas temperaturas. Se cortaron al tráfico por nieve la CV-483 y la CV-479, ambas en Castielfabib, mientras que las carreteras cerradas por desprendimientos fueron la CV-675 en Gandia, y la CV-560 en Sumacàrcer.

Por su parte, fue necesario el uso de cadenas en la N-420, en Ademuz; CV-478, en Vallanca, y la CV-363, en Losilla. En la provincia de Castellón, en la CV-175, Villahermosa-Puerto Mingalvo; CV-170, Vistabella-límite de provincia; CV-105, La Cenia-Castell de Cabres-Torremiró; CV-107, de la CV-105 a la Pobla de Benifassar, y la CV-108, desde la CV-105 a Ballestar. La nieve definía ayer el paisaje de las zonas del interior de Castellón, donde se teme que las precipitaciones y las bajas temperaturas persistan por lo que podría suponer de problemas de abastecimiento.

La Generalitat, a través del Centro de Emergencias decretó la alerta nivel 2 en cinco comarcas de la provincia de Castellón (Els Ports, L'Alcalatén, L'Alt Palància, el Alto Mijares y L'Alt Maestrat) y el nivel 1 en el Rincón de Ademuz.

La previsión para la jornada de hoy no difería al cierre de esta edición de la situación de ayer. Según el Instituto Nacional de Meteorología (INM) el día será muy nuboso, con precipitaciones generalizadas y frecuentes, en general moderadas, que pueden ser localmente fuertes a partir de la tarde y en la mitad sur de la provincia de Valencia y en el norte de la de Alicante.

La nieve caerá por encima de los 800 metros en Castellón y de los 900 metros en Valencia. Las temperaturas se mantendrán como las de ayer, más propias del invierno no superando los cinco grados en las comarcas del interior de Castellón durante el día y por debajo de cero durante la noche. El viento tendrá intervalos fuertes en zonas del litoral y zonas altas.

Y fueron las zonas costeras, especialmente en Valencia y norte de Alicante, las que ayer registraron un oleaje que en algunos puntos llegó a superar los cuatro metros. La fuerza del viento y de las olas obligó, al cierre de esta edición, a cerrar al tráfico marítimo el puerto de Sagunto. Si las rachas de viento se recrudecen, las flotas podrían hoy, en parte, quedar amarradas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004