El Instituto de la Vivienda desaloja en Novelda a ocho familias

La Guardia Civil participó ayer en el desalojo de ocho de las 18 familias que deberán abandonar las casas del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) de Novelda (Vinalopó Mitjà), decretado por un juzgado por el impago de los alquileres, que se remonta a los últimos 15 años. Las familias fueron obligadas a abandonar las viviendas en medio de una gran tensión, si bien no se registraron altercados.

El desalojo, según una técnico municipal de Servicios Sociales, Alejandra Solano, "se ha realizado sin rigor técnico, despreciando la actividad de los asistentes sociales y sin análisis de las circunstancias personales de cada una las familias desalojadas".

La funcionario municipal, que remarcó que manifestaba su opinión como "una ciudadana alarmada" y no como responsable técnica del Ayuntamiento de Novelda, avanzó que muchas de las familias desalojadas "no tienen capacidad para realojarse en ninguna parte esta noche". Quiere esto decir, que se quedan en las calle.

Efectivos antidisturbios de la Guardia Civil velaron durante el desalojo, la retirada de enseres y el trabajo de los operarios, que bloquearon con ladrillo los accesos a las viviendas para que éstas no volvieran a ocuparse.

El portavoz del PSPV en Novelda, Mariano Beltrá, manifestó que "esta actitud de la Administración autonómica describe el fracaso del PP en política social, porque es incapaz de velar por un derecho constitucional como la vivienda". Beltrá criticó que el Ayuntamiento "ha ayudado a una entidad privada como el Casino y no es capaz de resolver esta situación".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS