Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps ve imposible un acuerdo con Zapatero si no hay trasvase del Ebro

El jefe del Consell se reúne con Valcárcel para coordinar su estrategia

Los presidentes de la Generalitat y de la Región de Murcia, Francisco Camps y Ramón Luis Valcárcel, respectivamente, pidieron ayer en Valencia al futuro presidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que no paralice el Plan Hidrológico Nacional sin una alternativa clara. Aunque acto seguido, los dirigentes del PP afirmaron que, en su opinión, no hay ninguna otra alternativa. "Yo creo que no es posible una acuerdo sin trasvase del Ebro, porque el PHN tiene sentido en su totalitad", dijo Camps. "La desalinización no es ni mucho menos la solución", indicó Valcárcel.

El PP ha pasado de dominar el centro del campo a jugar en el área pequeña en lo que se refiere al PHN, tras el nuevo escenario político surgido de las elecciones generales. "Vamos a ser leales con el Gobierno de España, vamos a cooperar, pero también con la firmeza de defender los intereses de la Comunidad Valenciana y Murcia", argumentó ayer Camps, que insistió en que los resultados de las elecciones autonómicas de 2003 les obligan a seguir manteniendo "el único proyecto posible" para obtener agua en estas dos autonomías mediterráneas.

Francisco Camps tachó de "increíble" que se les pueda negar a la Comunidad Valenciana y Murcia una "pequeñísisma parte de agua que se pierde irremisiblemente en el mar".

Ramón Luis Valcárcel añadió un elemento de flexibilidad a su posición: "No hemos venido a hacer frentes contra nadie, sino a continuar una serie de reuniones para avanzar y defender una exigencia legítima para la Comunidad Valenciana y Murcia, el agua. Hasta estos momentos nadie plantea una alternativa al trasvase".

Para los dos presidentes autonómicos es necesario mantener "una actitud de firmeza", aunque indicaron que no adoptarán por el momento ninguna iniciativa política y esperarán a conocer cuál es el planteamiento del nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Vamos a esperar, pero esperar no es dilatar, porque no se puede partir de cero", manifestó el presidente de la Región de Murcia, que pidió que se rebaje la tensión de los últimos años. Una tensión que atribuyó a los socialistas.

"Le pedimos que no pare el PHN y que estudie las alternativas que crea convenientes. Nosotros hemos escuchado cientos de alternativas de distintos dirigentes socialistas incompatibles cada una de ellas. Por eso pedimos que este proyecto siga adelante tal y como está", enfatizó el presidente de la Generalitat.

Ambos mandatarios populares recalcaron que su voluntad no es atrincherarse pero insistieron en que están obligados a defender los intereses generales de la sociedad a la que representan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004