Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Realidad palpable

Tras la entrevista de nuestro futuro presidente del Gobierno en el informativo de Tele5, debo confesar que me encuentro relajada, algo que no conseguía desde hace años. Intentaré explicarme. Para mí, escuchar a Aznar me producía un efecto similar a la de una ingestión masiva de anfetaminas, por su talante, por sus palabras, por su falta de respeto hacia los que no pensaban como él. Rodríguez Zapatero me produce el efecto contrario, es como si hubiera ingerido un ansiolítico. Me hace sentirme tranquila. Son dos formas de comportamiento y tan opuestas la una de la otra. Es una realidad palpable, porque se podrá estar o no de acuerdo con sus proyectos, pero hasta sus adversarios (si son civilizados), deberán reconocer que se puede disentir sin llegar a la crispación que desgraciadamente nos ha inundado durante tanto tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004