Todos los indicios señalan a Al Qaeda

La policía detiene en Madrid a tres marroquíes y dos indios en relación con el 11-M - Un autodenominado portavoz del grupo terrorista islámico reivindica en un vídeo el atentado

La investigación sobre los atentados perpetrados el pasado jueves en cuatro trenes de cercanías de Madrid, con un saldo provisional de 200 muertos y más de 1.500 heridos, dio ayer un giro con la detención de tres marroquíes y dos indios, quienes supuestamente habrían prestado apoyo a los autores materiales de la matanza.

Además, un autodenominado portavoz militar de Al Qaeda en Europa reivindicó, a través de un vídeo, los brutales atentados. Según la traducción de la cinta, distribuida la pasada madrugada por el ministro del Interior, Ángel Acebes, quien dijo tener "reservas" sobre su autenticidad, la masacre de Madrid fue "una respuesta a la colaboración [española] con Bush [...] en Irak y en Afganistán". Según el ministro, un comunicante anónimo avisó ayer por la tarde a Telemadrid de la existencia del vídeo de Al Qaeda en un lugar cercano a la mezquita de Madrid.

Más información
Más que nunca: a las urnas, ciudadanos

Entre los cinco detenidos se encuentran supuestamente el vendedor y el comprador de la tarjeta telefónica prepago del teléfono móvil que servía de temporizador a una bolsa bomba hallada sin estallar en la estación del Pozo del Tío Raimundo. La pasada noche continuaban los registros en el barrio madrileño de Lavapiés, donde se practicaron las detenciones. Al cierre de esta edición continuaba el operativo policial en esta zona.

Según el Ministerio del Interior marroquí, los tres detenidos de esta nacionalidad estarían vinculados a la célula de Abu Dahdah, una rama de Al Qaeda establecida en España. Hoy está previsto que se desplace a Madrid un equipo de expertos antiterroristas marroquíes para colaborar en la investigación. Además, están siendo interrogados dos ciudadanos españoles de origen indio. El ministro Acebes hizó públicas las detenciones a las 20.15 de ayer. A primera hora de la tarde, había reiterado que la pista prioritaria seguía siendo la de ETA.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS