Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA EN MADRID

"Todos íbamos en ese tren"

Más de 100.000 personas se suman en Castellón a la protesta contra el terrorismo

El recorrido previsto se quedó muy corto. Más de 100.000 personas, según fuentes de la Policía Local, se manifestaron ayer en Castellón, en la protesta más multitudinaria de la historia de la ciudad. Como ejemplo de que los ciudadanos tenían en su memoria las duras imágenes de la matanza terrorista ocurrida en Madrid, una de las pancartas decía: "Todos íbamos en ese tren". También hubo otras que rechazaban el aprovechamiento político del terrorismo. Prácticamente todos los comercios de Castellón estaban cerrados al paso de la manifestación, en señal de solidaridad.

Carlos Fabra impuso en la Diputación que la declaración atribuyera el atentado a ETA

Tras una pancarta con el lema oficial "Con las víctimas, con la Constitución y contra el terrorismo", la marcha hubo de comenzar antes de lo previsto debido a la cantidad de personas que se agolparon frente a la Subdelegación del Gobierno, en la Plaza de María Agustina. A un rapidísimo ritmo, la cabeza de la manifestación, atestada de cargos públicos, recorrió los 3,5 kilómetros previstos, que se quedaron inmensamente cortos para acoger a todos los ciudadanos que, llegados desde muy distintos puntos de la provincia. Querían manifestar su repulsa por el atentado de Madrid.

Una hora después de que el alcalde de Castellón, José Luis Gimeno, leyera el texto aprobado por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, los manifestantes seguían saliendo de la plaza de María Agustina a cientos, mientras otros tantos permanecían inmovilizados en los accesos a la capital de La Plana, hasta la que llegaron 200 autobuses. Las referencias genéricas contra el terrorismo y la violencia y en favor de la paz fueron las más numerosas, aunque también se pudieron ver algunas alusivas a la banda terrorista ETA y otras contrarias a la guerra de Irak. "No al aprovechamiento político del terrorismo", decía una tela desplegada por jóvenes. "Todos íbamos en ese tren", rezaba otra. "No al terrorismo" ponía la única pancarta que subió al escenario instalado en la Plaza Mayor y portada por niños de apenas doce años, después de la lectura del manifiesto.

Pese a que la cabecera de la manifestación transcurrió en total silencio, quebrado por los aplausos de los cientos de castellonenses que la esperaban a su llegada a la Plaza Mayor, en su transcurso, se dejaron oír muchas voces, en su mayoría, contra el terrorismo en general. Los gritos contra ETA se concentraron en algunos tramos y las manos limpias se mostraron ante el "Castelló contra el terrorismo" que pendía de la fachada del Ayuntamiento.

Horas antes, el PP imponía en la Diputación de Castellón que la declaración oficial del pleno atribuyera el atentado de Madrid a la banda terrorista ETA. En la junta de portavoces previa al pleno extraordinario, el presidente de la Corporación provincial, Carlos Fabra, presentó el texto de una moción sobre la que no dio opción. "Ésta es la moción que se va a aprobar, votad lo que queráis, o presentad otra", fueron las palabras de Fabra, según indicaron los portavoces de la oposición, que optaron por no romper la unidad de los partidos democráticos y asumir el texto. Momentos antes de que el propio presidente del Gobierno, José María Aznar, insistiera en que no se descarta ninguna hipótesis sobre la autoría de los asesinatos, Fabra señaló que "los únicos que dudan de que haya sido ETA son Otegui y la Cadena SER", según explicó el portavoz adjunto del grupo socialista, Juli Domingo. Pese a ello, los portavoces de la oposición, Enrique Navarro (PSPV) y Josep Maria Pañella (Bloc), quisieron dejar constancia de su desacuerdo sobre este punto. Así lo expresaron, no para que se retirara la referencia a ETA como banda criminal, sino, únicamente, para no atribuirle el atentado. "Lo importante es manifestarnos de manera unitaria", señalaron los portavoces. El texto presentado por Carlos Fabra nombra a ETA hasta en tres ocasiones. "El PP no está dispuesto a hacer nada por la unidad", aseveró Pañella. En La Vall d'Uixó, el PP ha sido acusado por Esquerra Unida de violar el acuerdo de suspender la campaña electoral, ya que habría repartido panfletos con el lema: "Si quieres votar a un partido coherente, vota al PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de marzo de 2004