Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos abuelas inician una aventura aérea

Las dos abuelas sexagenarias chilenas aficionadas a la aviación, Madeleine Dupont, de 60 años, y María Eliana Christen, de 63, que desde hace tiempo preparaban una aventura aérea entre América y Europa, iniciaron el pasado martes día 9 su viaje. Fueron despedidas por la ministra chilena de Defensa, Michelle Bachelet, y el general Osvaldo Sarabia, comandante en jefe de la Fuerza Aérea, que les ayudó en los preparativos del viaje. Dupont y Christen salieron de Santiago de Chile e intentaban llegar a Ginebra (Suiza) en un pequeño avión monomotor. El vuelo lo emprendieron con un día de retraso, pues pensaban iniciarlo el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y es un trayecto que hasta ahora no había sido realizado por mujeres piloto. El cálculo que han hecho las dos abuelas chilenas de su recorrido es de 30.188 kilómetros y piensan completarlo en 111 horas de vuelo. El avión es un Bonanza F33-A de cuatro plazas, con hélice de triple ala, llamado Juliet y fabricado en 1981. Pertenece a Madeleine, que es alemana y llegó a Chile hace más de 20 años, quien trabaja como instructora de vuelo en un aeroclub de una pequeña localidad a 30 kilómetros al oeste de Santiago. Según Madeleine, quien ha elegido la ruta, que incluye escalas en Paraguay, Brasil, Cabo Verde, Portugal y España, antes de llegar a Ginebra, donde le esperan varios nietos, harán el mismo recorrido que hizo el primer correo aéreo entre Europa y América en 1928. "Además de ser un sueño, el sentido de este viaje es hacerlo por la paz del mundo", ha señalado María Eliana, madre de cuatro hijos y abuela de seis nietos. Piensan aterrizar en Ginebra el próximo 27 de abril.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004