Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2004 | Andalucía

Los socialistas vinculan el futuro de los astilleros a un Gobierno que sea capaz de negociar en la UE

Caldera se compromete a construir una línea de alta velocidad entre Granada y Almería

Cádiz / Granada

El candidato del PSOE al Congreso por Madrid y ex secretario general de CC OO, Antonio Gutiérrez, confió ayer en Cádiz en el futuro del sector naval y apuntó que éste sería posible si hubiese un Gobierno capaz de negociar ante la UE nuevos marcos legislativos que aseguren un segmento del mercado, como ya hizo Alemania. Por su parte, el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados y coordinador del programa electoral del PSOE federal, Jesús Caldera, anunció que, si los socialistas ganan las elecciones, promoverán la construcción de una línea de alta velocidad entre Granada y Almería.

Con la celebración del debate entre los candidatos autonómicos, la campaña socialista en Andalucía estuvo ayer protagonizada por dirigentes nacionales de este partido. Gutiérrez se desplazó a Cádiz y recordó que los tres principales astilleros alemanes se encuentran a "plena producción", gracias a que se han preservado de la competencia asiática mediante su inversión en tecnología y especialización y pese a unos costes más elevados que los españoles. En España, según dijo, además de no darse estas condiciones, se da un "intolerable" incumplimiento del convenio colectivo, lo que justifica la movilización de los trabajadores prevista para hoy en Madrid.

Tras respaldar las protestas, Gutiérrez apuntó que el "inaudito" incumplimiento del convenio colectivo está siendo usado por el Ejecutivo central para "aplazar decisiones que pueden ser peores para el empleo en el sector naval". Por ello, acusó de una "doble irresponsabilidad" al Gobierno: "incumplir el convenio y usar este incumplimiento como cortina de humo para proyectos que siguen teniendo ocultos".

Sector estratégico

Gutiérrez señaló que desde un Gobierno del PSOE se insistirá en la "preservación" del sector de la construcción naval, por considerarlo de "gran valor estratégico", de ahí que se persistirá, como en Alemania, en la consecución de nuevos marcos de regulación ante la UE y se apostará por nuevas inversiones para la modernización de los astilleros y una diversificación de productos para entrar en otros mercados.

Por su parte, el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados y coordinador del programa electoral del PSOE federal, Jesús Caldera, visitó Granada, donde anunció que, si ganan las elecciones generales el próximo 14 de marzo, promoverán la construcción de una línea de AVE entre Granada y Almería. Caldera aseguró que esta actuación, incluida en el Plan Intermodal de Servicios e Infraestructuras diseñado por el PSOE como medida programática, supondría un impulso a la economía granadina, ya que le ofrecería una salida comercial al arco Mediterráneo.

El líder socialista consideró que la economía española necesita ser redireccionada hacia sectores como el de las infraestructuras, a fin de corregir los desequilibrios y especulación creados por "una política estatal de inversiones excesivamente orientada hacia el sector inmobiliario y de la construcción".

Caldera, quien denunció que "Granada es la provincia española más perjudicada por la ausencia de inversiones en infraestructuras estatales en los últimos ocho años", según datos recopilados por el PSOE, reveló que en el citado Plan Intermodal, en el que se recogen las necesidades en materia de infraestructuras de todo el territorio nacional, "Granada ocupa un lugar preferente".

El candidato socialista también desveló la intención del PSOE de conectar Granada a la alta velocidad con Madrid, vía Bobadilla, "pero no con el engaño de una sola vía que no se corresponde con el ancho internacional y sin electrificar, como propone el Ministerio de Fomento". "Más que una línea de Alta Velocidad, será una línea convencional, porque los trenes sólo serán capaces de alcanzar los 140 kilómetros por hora", afirmó.

Caldera anunció, como ya lo hiciera recientemente el cabeza de lista del PSOE al Congreso por Granada y presidente del Parlamento andaluz, Javier Torres Vela, que el PSOE declarará la conexión aérea Granada-Madrid como servicio público nacional mientras que la línea de AVE entre las dos capitales no sea una realidad.

Finalmente, el coordinador del programa económico del PSOE, Miguel Sebastián, defendió ayer la reforma fiscal que propugna su partido para evitar que 390.000 pensionistas andaluces, los que cobran menos de 800 euros, estén sujetos a retenciones del IRPF. "La foto fiscal actual es impresentable", dijo Sebastián, quien participó en un acto público en La Carolina (Jaén). Miguel Sebastián defendió la Agencia Tributaria para Andalucía propuesta por la ex consejera Magdalena Álvarez, informa Ginés Donaire.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004