Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia obliga a Correos a hacer fijos a 12.000 empleados con contratos interinos

La empresa recurre ante el Supremo y afirma que ya tiene en marcha regular 10.000 empleos

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha dictado una sentencia que obliga a consolidar los contratos de los trabajadores interinos de Correos. El fallo declara fija la relación laboral para quienes ocupen vacantes por tiempo superior a tres meses, y deben quedar exentos de realizar las pruebas selectivas para personal laboral fijo. La sentencia responde a una demanda de la Unión Sindical Obrera (USO). Esta central estima en más de 12.000 los interinos que Correos debe hacer fijos. Por su parte, la dirección de Correos, que presentará recurso ante el Tribunal Supremo, asegura que si el fallo se hiciera efectivo afectaría a 3.000 empleados, ya que tiene en marcha la consolidación de 10.000 contratos.

La sentencia de la Audiencia Nacional establece que los empleados de Correos con contrato de interinidad que ocupen vacantes por un tiempo superior a tres meses deben ser convertidos en trabajadores fijos y que sus plazas no pueden formar parte de la consolidación de empleo temporal que está en marcha. Contra esta sentencia cabe recurso de casación ante la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en los diez días hábiles después de recibir la comunicación del fallo.

Correos dispone de la mayor plantilla de España. Los datos del cierre del ejercicio 2002 indican que cuenta con un total de 63.186 empleados, de los que 41.253 son funcionarios y los 21.933 restantes personal laboral. Este último grupo comprende tanto al personal laboral con contrato fijo como a los empleados que ocupan vacantes estructurales, y a los que desempeñan tareas de interinidad mediante contratos de sustitución de otros trabajadores con bajas por maternidad, enfermedad, excedencias y otras causas.

La USO asegura que la sentencia obliga a regularizar a 12.000 interinos en toda España, mientras que Correos dice que si se hiciera efectiva "no afectaría a más de 3.000 trabajadores", porque tiene abierto un proceso para consolidar los contratos de 10.000 empleados.

La demanda promovida por USO contra Correos, según Javier de Vicente, responsable de administración pública de ese sindicato, tenía como fin que se reconociera como fijo de plantilla a todo el personal laboral con contratos de interinidad por vacante de más de tres meses en sus distintas modalidades, en cumplimiento del Real Decreto de 18 de diciembre de 1978 que desarrolla el artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores.

La Audiencia precisa que Correos "ya no puede ser considerada como Administración Pública" y que, además, tiene dos regímenes laborales diferentes: el de los funcionarios anteriores a la transformación (junio 2001) y el del personal laboral, que se rige por el régimen general común. Por ello, sigue el fallo, Correos ya no puede seguir utilizando determinadas fórmulas de contratación interina de funcionarios, como la interinidad por vacante.

En este sentido, la sentencia argumenta que en virtud de la ley por la que la entidad que hoy preside Víctor Calvo-Sotelo se convirtió en sociedad anónima, el operador debe regirse por el derecho laboral para abordar la contratación de todo el personal que necesite. No obstante, determina que Correos ha continuado celebrando "infinidad" de contratos temporales de interinidad por vacante "con duración superior a tres meses basándose en lo establecido en su convenio colectivo".

Fijeza de la relación laboral

El fallo considera "ilegal" el hecho de que el convenio colectivo de Correos permita el contrato de interinidad sin duración determinada, en virtud del principio de jerarquía normativa, que sitúa el Estatuto de los Trabajadores por encima del convenio del operador. Por ello, declara "la fijeza de la relación laboral de todos los trabajadores con contrato de interinidad por vacante por tiempo superior a tres meses en la empresa Correos".

La dirección de Correos informó ayer que presentará recurso por entender que su aplicación "paralizaría la consolidación de 6.000 puestos de trabajo". Ese proceso ha sido pactado con CC OO, UGT y CSI-CSIF, que reúnen el 70% de la representación sindical, y en los acuerdos firmados entre la empresa y estas tres centrales se prevé dar carácter fijo a 8.000 empleos antes de finalizar 2004, con un posible aumento de 2.000 puestos más.

La Sociedad Estatal considera que el sistema de ingreso regulado en el convenio, mediante sistemas de selección y méritos, es el que garantiza "la objetividad y transparencia del proceso". Asimismo argumenta que la demanda ha sido presentada por organizaciones que "sólo cuentan con el 7,5% de la representación sindical".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2004