Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Roberto Mesa, catedrático y experto internacionalista

Nos ha dejado un maestro y un compañero, que desde la década de los años sesenta del pasado siglo ha sido un referente ineludible para todos los que se han preocupado por los problemas internacionales de España y de la sociedad internacional.

Siempre crítico con la injusticia y combativo por la libertad, Roberto, "jaranero y alborotador", se implicó desde muy joven en la lucha por la democracia en España y se preocupó, tanto académica como prácticamente, por los problemas de dominación y dependencia de los países en vías de desarrollo. La política exterior española, de la que nos ha dejado algunos análisis excelentes, la descolonización, las revoluciones del Tercer Mundo, Vietnam, el conflicto israelí-palestino, fueron algunos de los temas constantes en su quehacer académico y político, siempre desde una perspectiva en la que primaban la libertad y la justicia. Son muchos los españoles para los que sus artículos, en Cuadernos para el Diálogo, Triunfo, Cuadernos del Ruedo Ibérico, Esprit, Cambio 16, EL PAÍS, Diario 16, Leviatán, El Sol y Temas para el Debate, entre otras publicaciones, fueron durante mucho tiempo una ventana de análisis comprometido de la realidad internacional.

Su vocación internacionalista le llevó por todo el mundo, impartiendo cursos y conferencias en universidades y centros de investigación de Francia, Italia, Bélgica, Estados Unidos, México, Cuba, Irak, Egipto y Japón, entre otros países, donde dejó huella de su pensamiento.

Esa preocupación se concretó en términos académicos en la formulación, especialmente en la obra Teoría y Práctica de las Relaciones Internacionales, de una teoría crítica de las relaciones internacionales, en la que domina la orientación sociológica, que continúa marcando los estudios internacionales en España. La larga lista de discípulos que se reclaman de su cátedra y que en estos momentos están presentes en la Universidad española testimonia su influencia.

Su constante trabajo intelectual como catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense no le impidió nunca asumir responsabilidades académicas, que consideraba como parte de su búsqueda de una Universidad crítica y abierta a la sociedad. Sus cargos de secretario y vicedecano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, en la década de los años setenta y principios de los ochenta, vicerrector de la Universidad Complutense, en la primera mitad de los ochenta, secretario general de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo, en los primeros noventa, y, sobre todo, su mayor ilusión, director del Departamento de Estudios Internacionales, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense, durante más de 15 años y hasta el momento, son expresión de su vocación universitaria. Desde esta última responsabilidad, su última batalla fue la creación de una licenciatura propia de Relaciones Internacionales.

Pero si su trabajo se volcó en los problemas internacionales y en la Universidad, la vocación escondida de Roberto Mesa fue la literatura, el cine y el arte, donde también fue un auténtico maestro. Muchos fuimos los que le instamos a volcarse de una vez por todas en estos campos, conocedores de sus vastos conocimientos y de su rico y penetrante lenguaje, siempre aderezados por la impronta sevillana que llevaba dentro de sí.

.

Celestino del Arenal es catedrático de la Universidad Complutense

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2004