Ceremonia urgente

La actriz y presentadora de televisión estadounidense Rosie O'Donnell anunció ayer por la mañana que tenía previsto casarse con su novia en San Francisco. El anuncio se produce un día antes de que el fiscal general de California presente una demanda que podría acabar con las bodas entre homosexuales. O'Donnell, famosa en Estados Unidos por su programa de entrevistas en televisión, reconoció su orientación sexual en 2002, y desde entonces se ha involucrado activamente en las campañas a favor de los derechos de los homosexuales. La presentadora tenía pensado volar desde Nueva York a San Francisco para casarse con su pareja, Kelli Carpenter, el mismo jueves. Si se confirma su matrimonio, O'Donnell se saltaría la lista de parejas que tienen previsto casarse en la ciudad californiana, que llega hasta abril. En las pasadas dos semanas, más de 3.000 parejas homosexuales se han casado en San Francisco, tras el anuncio del Tribunal Supremo de Massachusetts de permitir estos matrimonios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS