Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ETA IRRUMPE EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

Ibarretxe tacha el mensaje de "nauseabundo" y beneficioso para el PP

Imaz cree que la "nueva agresión" etarra "contribuye" a la estrategia electoral popular

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, y la dirección del PNV coincidieron ayer en acusar a la organización terrorista ETA de beneficiar electoralmente al PP. Ibarretxe tachó el comunicado de "nauseabundo" y acusó a ETA de "asesinar políticamente" a quienes se acercan a ella para dialogar y de beneficiar electoralmente al PP. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, coincidió en esta apreciación y señaló que la nueva "agresión" etarra y su "actividad desestabilizadora" contribuía "a la estrategia electoral" del Partido Popular.

Tanto Ibarretxe, el primer dirigente institucional que supo de la existencia del mensaje etarra, a través de la dirección general de la radio televisión pública vasca, como la dirección del PNV conocieron la existencia y el contenido del comunicado de ETA la noche del martes. El lehendakari, que por la mañana realizó llamadas y gestiones para informar a dirigentes políticos catalanes y consultar a quien consideró oportuno, esperó, no obstante, hasta después de que la EITB y la televisión vasca emitiera el comunicado en sus informativos a las dos de la tarde para comparecer en público.

Lo hizo un cuarto de hora después, para calificar el comunicado de la banda de "políticamente nauseabundo" y beneficioso para el PP. En una breve declaración, sin posibilidad de preguntas, Ibarretxe exigió a ETA que abandone definitivamente la violencia, "en Cataluña, en España y en Euskadi". El lehendakari dijo que ETA irrumpe en el proceso electoral en busca de un protagonismo que la sociedad vasca "definitivamente le ha negado", con "el resultado práctico" de "ayudar y favorecer los intereses electorales del PP".

Esta actuación de la banda, a tres semanas de las elecciones, reproduce, a juicio de Ibarretxe, la de 2000, cuando ETA rompió la tregua en plena precampaña de los comicios generales que dieron la mayoría absoluta al PP e hizo "todo lo posible para tratar de echar al nacionalismo de las instituciones vascas". "Se llega a la conclusión de que ETA hace daño, trata de asesinar políticamente a aquellos que se acercan a hablar con ella", analizó.

Ibarretxe tachó también de inmoral el comunicado: "La violencia es condenable por igual, en todos los sitios". Añadió que los derechos humanos "son para todos, son universales e indivisibles".

El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, que había evitado valorar por la mañana el comunicado en Madrid, dio lectura a una escueta declaración de la ejecutiva del partido a las 18.30, cuando ya todos los partidos habían realizado sus valoraciones. El mensaje peneuvista, de cuatro puntos, califica la declaración de tregua de ETA como una "nueva agresión" a la sociedad, que le exige a la banda que abandone definitivamente su actividad terrorista. El PNV sólo ve un beneficiario de esta "irrupción" de la organización en la campaña electoral: el PP y su "estrategia electoral".

De hecho, una de las preocupaciones de la dirección del PNV es que este anuncio de tregua y la violencia de ETA, en general, se instrumentalice ante la próxima cita electoral, algo que ayer mismo denunciaban varios líderes políticos. Por ello, Imaz hizo una petición al resto de las formaciones para que no caigan en esa tentación de la "instrumentalización electoralista". La última parte de la declaración, leída ayer en euskera y castellano en la sede central del PNV, estuvo dedicada a defender las bondades del diálogo entre partidos. Un diálogo sin exclusiones que los peneuvistas ven como "vía para avanzar en la convivencia y la normalización política de las sociedades vasca, catalana y española".

La presidenta de EA, Begoña Errazti, apuntó la "coincidencia de estrategias y objetivos" de ETA y el PP y advirtió de que se opondrá a cualquier utilización del comunicado contra Carod o ERC. El líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, consideró una "buena noticia" la tregua parcial de la banda y advirtió de que ETA podría declararla también en Euskadi si se aparcan los "intereses de partido" y se ofrecen "soluciones a la ciudadanía y al país".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2004