Negociación para la prevención de riesgos en obras del metro sevillano

La Junta, el Ayuntamiento de Sevilla, la empresa concesionaria de las obras del metro y los sindicatos UGT y CC OO mantuvieron ayer el primer encuentro para intentar alcanzar un acuerdo que prevenga los accidentes laborales en los trabajos de construcción.

Según el delegado municipal de Empleo, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), la intención es consensuar una serie de medidas para que las empresas, las administraciones y los sindicatos compartan el poder de intervención a la hora de controlar el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y regular el sistema de subcontrataciones.

"Hay colisiones y no se va a solucionar en una reunión, pero estoy convencido de que llegará", apuntó Torrijos, quien advirtió de que, aunque en las negociaciones se va a mantener la serenidad el asunto, es "urgente" un acuerdo porque las obras ya han empezado y, "presuntamente, no se está cumpliendo la normativa". Según el concejal, en los dos primeros días de trabajo en la capital, su Delegación ha observado que los trabajadores que manejan las taladradoras no utilizan protección acústica para los oídos y los que retiran vallas no emplean guantes ni cascos. Torrijos mostró su satisfacción porque los empresarios han accedido a sentarse en la mesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de febrero de 2004.